Piden declarar culpable a Alaniz por el asesinato "Leito" Vidal

Durante los alegatos desarrollados ayer en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia la fiscal Cecilia Codina pidió la declaración de responsabilidad contra Cristhian Alaniz, imputado por el homicidio de Ángel Vidal quien el 19 de octubre de 2016 recibió un disparo en la cabeza y murió al día siguiente. En cambio, el defensor Guillermo Iglesias reclamó la absolución del acusado, o bien calificaciones menos gravosas.

El tribunal de debate está compuesto por las juezas Gladys Olavarría, Daniela Arcuri y Mónica García, quienes ya escucharon a los distintos testigos por parte del Ministerio Público Fiscal y la Defensa de Cristian “Piri” Alaniz.

En el comienzo de los alegatos de ayer, la fiscal Cecilia Codina afirmó que se ha probado a lo largo del debate la conducta homicida del acusado, agravada por el uso de arma de fuego al darle muerte a Ángel Leonardo Vidal (19). Recordó que aquella tarde del 19 de octubre de 2016 la víctima caminaba junto a unos amigos en el límite de los barrios Moure e Isidro Quiroga cuando apareció Alaniz a bordo de un Chevrolet Corsa blanco, desciende y efectúa disparos en contra de la humanidad de la víctima, quien se esconde para resguardarse detrás de una Ford EcoSport. Alaniz se acercó al vehículo y realizó dos tiros contra “Leito”.

Uno de los impactos le dio en la cabeza y al día siguiente le causó el fallecimiento en el Hospital Regional por traumatismo encefalocraneano. Por ello, “se ha probado la materialidad del hecho y su autoría en cabeza del imputado”, sostuvo Codina.

Detalló que seis testigos refirieron durante el debate que aquel día habían ido a ver el partido de fútbol entre Newbery y Huracán en el barrio 9 de Julio. Regresaron y cuando caminaban por la calle José Ortega, “la calle de ´Los Papa Fritas´”, apareció el Corsa del que se bajó Alaniz.

La fiscal subrayó que “la única persona que disparó a Leonardo Vidal fue “el Piri” Alaniz y que existían grupos antagónicos, ´Los Papa Fritas´ o ´Los de Abajo´ pertenecientes a las 1311 viviendas y ´Los de Arriba´ pertenecientes al barrio Moure”.

En base a ello, la acusadora pública solicitó se declare a Alaniz penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, y se mantenga la prisión preventiva que cumple.

FALTA DE PRUEBAS

A su turno, el defensor Guillermo Iglesias sostuvo su teoría del caso al recordar que en la audiencia preliminar propuso un delito culposo como “un hecho autónomo”. Descalificó el relato de los testigos porque “causa alarma por la calidad bajísima de sus testimonios”, entendiendo que para condenar “necesitamos prueba y la Fiscalía no la ha producido”.

El penalista argumentó que “no hubo legítima defensa, pero sí teoría del error, sobre el elemento subjetivo del tipo, error sobre la relación de causalidad, el curso causal de disparar un arma de fuego”. Planteó que cuando su defendido “disparó, la víctima no estaba en el blanco, es decir existe una incongruencia entre lo que el autor quiso y el resultado”.

Pidió la absolución de Alaniz en referencia al homicidio, y en forma subsidiaria que se aplique la tentativa en la dosificación de la culpabilidad, o sea homicidio culposo. Y como segundo subsidio requirió que se excluya el agravante del uso de arma de fuego.

El tribunal colegiado informó que dará a conocer el veredicto de responsabilidad penal el martes 28 de agosto en horas del mediodía. Los familiares de la víctima fueron acompañados por una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico