Piden fortalecer el servicio de oncología en el Hospital Zonal

Integrantes del denominado grupo de pacientes oncológicos “Venidici” y familiares se manifestaron el viernes por la tarde en la plazoleta del Gorosito para reclamar por la conformación de un gabinete médico de la especialidad. El Gobierno provincial no desaprovechó la ocasión para obtener rédito político.

Caleta Olivia (agencia)

Más de 600 personas de todas las localidades de la zona norte santacruceña que padecen o padecieron cáncer son asistidas en el Hospital Zonal de esta ciudad, pero la única terapista, la doctora Graciela Bosso, no cumple funciones desde hace casi dos meses por razones de salud.
Es por ello que el Ministerio de Salud inició tratativas con otra médica oriunda de Córdoba, Isabel Bencivenga, para que se incorpore a este servicio.
El grupo “Venidici” solicita que esta profesional -que ya vino a conocer el ámbito laboral en Caleta Olivia y es hermana de otro médico que forma parte del plantel del mismo hospital-, sea incorporada en forma permanente y no meramente para cubrir una suplencia temporaria.
El fundamento radica en la necesidad de contar con un gabinete estable de especialistas, teniendo en cuenta la cantidad de pacientes y por ello comenzaron a juntarse firmas para avalar un petitorio que se elevará a las autoridades del Ministerio de Salud.

ESPECIALISTAS
El propio subsecretario de esa cartera, Daniel Santiago, se hizo presente en la manifestación para apoyar el reclamo y horas antes había manifestado en un programa informativo radial que su misión era “convencer” a la oncóloga Bencivenga de que tome la decisión de radicarse en Caleta Olivia.
Además, en el escenario de reclamo popular apareció Rosa Saihueque, una ex dirigente vecinal a la cual el intendente José Córdoba expulsó de su ámbito de gestión tras haberse enrolado en las huestes del gobernador Daniel Peralta.
Saihueque sostenía una gran pancarta por la cual se pedía que cesen las expulsiones de “especialistas honrados” del hospital público a modo de repudiar supuestas actitudes internas que se generaron en ese nosocomio y que hace pocas semanas motivaron la suspensión de la directora asociada, Patricia Zari.
Casualmente, el doctor Santiago atribuyó el alejamiento de muchos profesionales médicos a “amenazas y agravios anónimos” que sufrieron de otros, aunque se abstuvo de dar nombres cuando fue consultado por Diario Patagónico.
El subsecretario mantuvo un fuerte diálogo con este medio, al que intentó involucrar indirectamente en el escándalo que llevó a la separación de la doctora Zari, asegurando que la medida no se adoptó porque la misma criticara abiertamente la falta de insumos hospitalarios, sino por un sumario interno derivado de una “presunta” irregularidad en la entrega de viviendas a personal hospitalario.
El funcionario sostuvo que el caso comenzó a cobrar cuerpo a fines del año pasado, pero admitió que “casualmente” la separación de Zari se dio cuando ella hizo pública las críticas de falta de medicamentos. Es más, aseguró que ese tema que no se había tratado en la reunión que la galena mantuvo con otros directores de hospitales de la zona norte y ello le constaba “porque tenemos grabada toda esa conversación”.
Finalmente, como dato significativo, vale recordar que el momento de hablar en la plazoleta del Gorosito, una de las  integrantes del grupo “Venidici” solicitó que se dejen de lado las cuestiones políticas internas porque ello implicaba no respetar a las personas que no pueden soportar dilaciones en cuestiones terapéuticas para tratar una delicada enfermedad como lo es el cáncer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico