Piden en Italia perpetua para Astiz y Acosta

El fiscal italiano Francesco Caporale pidió ayer en Roma cuatro condenas a cadena perpetua y una absolución en el proceso contra cinco ex oficiales de la Marina argentina, acusados de homicidio voluntario plúrimo premeditado de tres ciudadanos italianos durante la última dictadura.

Roma (Télam)
La cadena perpetua fue solicitada para Jorge Eduardo Acosta, Alfredo Ignacio Astiz, Jorge Raúl Vildoza y Héctor Antonio Febres, todos ellos ex pertenecientes al Grupo de Tarea 3.3.2, instituido en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA).
El fiscal romano solicitó, en cambio, la absolución para Antonio Vañek. Ninguno de los imputados estaba presente ante el tribunal, presidido por Mario D’Andria, pues no han reconocido la legitimidad de la Justicia italiana para procesarles. La acusación se refiere al secuestro y homicidio de Angela María Aieta in Gullo, del empresario de la construcción Giovanni Pegoraro, y de la hija de éste último, Susana.
Susana estaba embarazada de cinco meses al caer en manos de los militares y dio a luz en cautiverio, en la ESMA, a una niña, que tras muchos años de búsqueda fue localizada por las Abuelas de Plaza de Mayo. Las Abuelas ubicaron en marzo de 1999 a la joven, inscripta como Evelyn Vázquez, pues había sido apropiada por el suboficial de la marina Policarpo Vázquez y su esposa Ana María Ferrá, quienes confesaron ante la Justicia argentina que la niña les fue entregada por personal de la Armada.
La joven aceptó en un primer momento la prueba de ADN para comprobar su identidad, pero luego se negó.
En el juicio italiano los representantes de parte civil, Giancarlo Maniga y Marcello Gentili, pedirán la condena a cadena perpetua también para Vañek. La sentencia será emitida probablemente el 14 de marzo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico