Piden tres años de cárcel para los primos que balearon a Brian Díaz

En el marco del juicio por la agresión armada que sufrió Brian Díaz en noviembre de 2016 ayer se desarrolló la audiencia de cesura o imposición de pena. Los imputados, Gastón y Javier del Carril, el viernes fueron declarados culpables por el delito de lesiones graves. La Fiscalía ayer pidió 3 años y 8 meses de prisión para el primero, y 3 años y 3 meses para el segundo.

La audiencia se desarrolló ayer en sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia. El tribunal colegiado integrado por los jueces Miguel Caviglia, Gladys Olavarría y Daniela Arcuri, primero escuchó los alegatos de la fiscal general Cecilia Codina.
En primer lugar la acusadora argumentó su solicitud de pena en base al delito de lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego en grado de tentativa por el cual fueron declarados culpables los primos Gastón y Javier del Carril. El primero fue en calidad de autor y el segundo de partícipe necesario.
Para Gastón del Carril pidió la condena de 3 años y 8 meses de prisión, y para Javier del Carril 3 años y tres meses de cárcel. Además, la representante fiscal hizo reserva de impugnar la decisión debido a que la Fiscalía imputó a los primos por el delito de homicidio en grado de tentativa.
Respecto a Gastón del Carril consideró como agravantes la naturaleza de la acción, ya que le disparó a la víctima todas las municiones que tenía el cargador del revólver, y por lo tanto hirió a su cuñado de siete balazos. También mencionó el estado de indefensión en el que se encontraba la víctima y la naturaleza del medio empleado; es decir el arma de guerra calibre 38 de gran poder ofensivo.
Para Codina la nocturnidad en que fue cometido el ataque y los motivos "espurios" fueron otros agravantes. Como atenuantes referenció la falta de antecedentes penales del imputado, ser padre de un hijo menor y sostén de familia.
Respecto de Javier del Carril, la fiscal destacó como agravante la naturaleza de la acción debido a que prestó colaboración en un delito "sumamente grave, cooperó con su primo, el agresor. Su conducta puso en riesgo a terceras personas", sostuvo. También subrayó la falta de antecedentes penales del acusado, ser padre y sostén de familia.
El defensor Guillermo Iglesias –asistió a Gastón del Carril- sostuvo a su turno que debe procurarse menos castigo y más pena resocializadora. Se refirió a la mínima trascendencia de la pena y que ésta no debe afectar al grupo familiar directo. Graficó que “si esta calificación legal por la que fue declarado responsable la hubiera tenido en la apertura o en la preliminar, no hubiera perdido su trabajo".
Según las leyes internacionales de Derechos Humanos, "está vedado imponer penas crueles e inhumanas". Por todo ello, el penalista pidió un año y seis meses de prisión para su defendido.
En tanto, el defensor Mauro Fonteñez –representó a Javier del Carril- consideró que la pena no es proporcional al delito y se aleja demasiado del mínimo. Sostuvo que su cliente no tuvo dominio del ilícito y no hay motivos que lo hayan llevado a delinquir. Señaló que no tiene antecedentes penales ni tampoco causas en trámite.
El defensor concluyó en su alegato que la finalidad de la pena debe ser resocializar al individuo, por lo que solicitó un año y tres meses de prisión. Por su parte, el tribunal tras escuchar a las partes informó que dará a conocer su decisión mañana a las 13.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico