Piden un porcentaje fijo para Puerto Pirámides de lo que dejan los turistas

El diputado Alejandro Albaini presentó un proyecto de ley para fijar en un 10% del total de ingresos anuales del monto a ser contribuido por la Administración del Area Natural Protegida Península Valdés al municipio de Puerto Pirámides.

En sus fundamentos el legislador sostiene que la Península Valdés es reconocida internacionalmente como uno de los principales reservorios de fauna marina del planeta. En sus golfos Nuevo y San José se concentra la mayor población reproductiva de la Ballena Franca Austral, además de grandes poblaciones de Pingüinos de Magallanes, Elefantes Marinos del Sur, Lobos Marinos de un Pelo, Orcas y una gran variedad de especies de delfines. También alberga una gran cantidad de especies terrestres pertenecientes a la fauna característica de la estepa patagónica compuesta principalmente por el guanaco, la mara, el choique, el zorro gris y el peludo.

La importancia de estos recursos faunísticos, sumado a la trascendencia de la conservación de dichas especies y su hábitat, llevaron a que la Península Valdés fuera declarada “Area Natural Protegida” por Ley Provincial en el año 2001. Previamente el Comité de Patrimonio de la UNESCO ya había otorgado a la Península Valdés el galardón de “Patrimonio Natural de la Humanidad” el 4 de diciembre de 1999.

El creciente interés que se ha despertado en todo el mundo por el ecoturismo y el turismo destinado a la observación de fauna salvaje, ha convertido a la Península Valdés en uno de los principales destinos de nuestro país. La Administradora del Área Natural Protegida Península Valdés es una organización sin fines de lucro creada por Ley provincial bajo la figura jurídica de Ente Público No Estatal, específicamente para la administración y el manejo compartido del Área Natural. Esta figura implica una administración descentralizada del Estado provincial, de autogestión financiera y presupuesto anual aprobado por su directorio.

una FUENTE DE

FINANCIAMIENTO

El legislador sostiene que la fuente de financiación que posee la Administradora es el cobro de una tarifa de ingreso que difiere según la categoría del visitante (adulto, niño, jubilado) y el origen del mismo (provincial, nacional, extranjero).

La localidad de Puerto Pirámides es el único centro poblado ubicado dentro de la Península Valdés y por lo tanto se constituye en el núcleo de servicios turísticos dentro de la misma. Compuesta por una población estable de 600 habitantes, allí se brindan todos los servicios necesarios para atender la enorme cantidad de turistas y visitantes, tanto provinciales como nacionales y extranjeros que ingresan al área anualmente para conocer y maravillarse con sus atractivos únicos en el mundo. Durante el otoño, invierno y primavera los principales atractivos están relacionados con el Avistaje Embarcado de Ballenas (único puerto habilitado de la provincia para realizar dicha actividad) y la visita a los distintos apostaderos de fauna marina. Con el arribo de la temporada estival, sus playas se encuentran entre las más buscadas del litoral marítimo patagónico. Estas características motivan a que ingresen al Área Natural Protegida Península Valdés aproximadamente 350.000 visitantes al año, de los cuales la sorprendente suma de 80.000 lo hace durante el mes de enero.

Al ser Puerto Pirámides el único centro de servicios se concluye que la mayoría de dichos visitantes deciden ingresar y/o permanecer en la localidad, tanto para abastecerse de alimentos, combustible y otros bienes, como así también para pernoctar y contratar los distintos servicios turísticos que allí se brindan.

Ante el panorama descripto previamente, surge que cada temporada el municipio debe enfrentarse a dichas demandas, y por lo tanto hacerse cargo de mantener el lugar en las mejores condiciones de infraestructura, higiene y ambientales para ofrecer al turista una agradable y satisfactoria estadía. Para ello deben hacer grandes erogaciones económicas, tanto en recursos humanos como en bienes de capital y consumo.

Debido a estos motivos, y teniendo en cuenta que los ingresos municipales están ligados a una Coparticipación de Recursos Provinciales que reconoce a una localidad de 600 habitantes, es que el Ejecutivo Municipal ha solicitado al Ejecutivo Provincial una compensación que permita mantener los estándares de calidad requeridos por la presencia de 350.000 turistas. Haciendo un promedio, obtenemos que la localidad de 600 habitantes recibe casi 1.000 turistas por día. Ese dato muestra que el número de turistas duplican a la población diariamente y a lo largo de todo el año. Trasladando estos números a las grandes ciudades, estaríamos ante la situación de que Puerto Madryn reciba 200.000 turistas por día, o que Comodoro Rivadavia reciba 500.000 personas en un día con el mismo presupuesto municipal. Se deduce que la situación es muy anormal y el reclamo municipal es válido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico