Píparo: entrecruzamiento de llamadas complica situación de cuatro implicados

El análisis de los mensajes de texto confirma la participación en el hecho de Carlos Jordán Juárez.

La situación de cuatro de los siete imputados que son juzgados por la salidera bancaria en la que fue baleada Carolina Píparo se complicó ayer luego de que un experto en comunicaciones detallara las vinculaciones previas de los cuatro y el intercambio de llamadas el día del hecho.
Se trata del analista de comunicaciones de la Policía de la provincia, Pablo Zaikowski, quien declaró en la cuarta audiencia del juicio oral que se desarrolla en La Plata y complicó la situación de los imputados Carlos Jordán Juárez, Juan Manuel Calvimonte, Miguel Angel Silva y Luciano López.
Estos cuatro acusados comenzaron a ser juzgados desde el lunes junto a Carlos Burgos, Carlos Moreno y Augusto Claramonte, todos ellos acusados de “asociación ilícita, robo doblemente calificado en concurso real con homicidio triplemente calificado por haber sido perpetrado con alevosía, con el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa en grado de tentativa”.
Zaikowski explicó hoy al Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata cómo se trabajó con el registro de llamadas y mensajes de textos que recibieron y enviaron los teléfonos celulares de los cuatro imputados.
“Se analizó un teléfono de La Plata a nombre de Juan Manuel Calvimonte, usado por Juan Manuel; otro de La Plata a nombre también de Calvimonte, usado por Luciano López; un teléfono a nombre de Silvia Amado que fue utilizado por Miguel Angel, alias Pimienta (Silva) y un cuarto teléfono a nombre de Calvimonte que no se sabía en principio quién lo usó y luego se determinó que fue empleado por Carlos Jordán Juárez”, precisó el experto.
El día de la salidera, el 29 de julio de 2010, los teléfonos empleados por Silva y Jordán Juárez fueron tomados por una antena del oeste del conurbano, “se presume que posiblemente vinieran juntos (rumbo a La Plata) y los otros dos teléfonos se activaron en la misma zona de Altos de San Lorenzo”, detalló Zaikowski.
El experto relató que los cuatro teléfonos “al acercarse a la zona del Banco (la sucursal de Santander Río) fueron tomados por la antena de la Plaza Olazábal”.
“Entre las 10:55 y las 11:33 se concentran las comunicaciones, coinciden los cuatro teléfonos en esa zona, todos esos teléfonos están siendo tomados por esa antena, todos juntos están comunicándose entre sí”, aseguró.
Zaikowski precisó que, según el análisis de estas llamadas, “el teléfono a nombre de Silvia Amado que utilizaba ‘Pimienta’ (Silva, que se presume marcó a Píparo dentro del banco) realiza el primer llamado que desencadena todo lo de después. Ahí empieza la secuencia y el aumento de las comunicaciones”.
“Pasadas las 11:33, todos se dispersan y todos se van en dirección a la rotonda, a la subida a la Autopista Buenos Aires-La  Plata”, contó.
Zaikowski remarcó que “pasadas las 13 horas (es decir una vez que balean a Píparo) ninguno de estos celulares funcionaron más”.

LOS MENSAJES
El análisis de los mensajes de texto intercambiados por dos contactos de Carlos Jordán Juárez confirma su participación junto a otros tres imputados en el hecho que se juzga.
Se trata de los mensajes intercambiados el 30 de julio de 2010 entre Benito Rojas y Claudia Lucero, que figuraban como contactos de Jordán Juárez.
“El gordo Carlos está recagado”, escribe Lucero a Rojas pasadas las 17 horas del 30 de julio de 2010 y en otro mensaje agrega “Lo llamaron de la Brigada, que lo están buscando por Provincia”.
Rojas le pregunta por mensaje “¿al gordo Carlos?” y Lucero le responde “Sí, a él y a Miguel (Silva), parece que va en serio esta vez, cagaron la verga”.
“Cuando llame Carlitos te mando un mensaje para ver qué le dijo el director”, envía Rojas.
A las 20:40 se retoma el intercambio de mensajes entre Lucero y Rojas, cuando la primera le envía un mensaje preguntando “qué pasó con Carlitos (Jordán Juárez)?”.
“Todavía no llamó. Ya pasaron la foto de Juan y el nombre completo de Luciano (López)”, comenta Rojas por mensaje.
Lucero le dice a continuación que “el abogado ya sabe y llama a cada rato”.
Más tarde, a las 22:46, Lucero escribe este mensaje: “el gordo Carlos y Miguel estaban en el hecho de Luciano (López) y Juan (Manuel Calvimonte)”.
“Vení para casa, llamó Carlitos y dijo que vengas”, responde Rojas en un mensaje.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico