Plantas procesadoras de pescados comenzaron a despedir trabajadores

El Sindicato de la Alimentación de Chubut desarrolla medidas de fuerza en las plantas de Puerto Madryn en reclamo de mejoras salariales. Las empresas, en tanto, enviaron notificaciones de despidos y suspensiones, según consta en las denuncias presentadas ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia y el Ministerio de Trabajo de la Nación, pidiendo sanciones dado que estas empresas reciben beneficios de parte de este organismo nacional.
A más de un mes de vencido el Convenio Colectivo de Trabajo y que la mayoría de las empresas del sector firmara una recomposición salarial de 900 pesos para los trabajadores, son “las empresas de CAPIP las que siguen dilatando la respuesta, cuando más del 70% de las empresas del sector ya firmó ese acuerdo de 900 pesos para todo su personal”, remarcó el secretario general del STIA, Luis Núñez.

CON PRUEBAS
El dirigente agregó que “las empresas de la CAPIP dicen que la situación de crisis es terminal”, sin embargo sostiene que “sólo fijan posición en representación de un pequeño grupo de firmas. Hay otras empresas, como Alpesca, que tiene más trabajadores que todas las empresas de CAPIP juntas, ya firmaron. Son sólo seis empresas que nuclean a casi 500 trabajadores, un 25 por ciento de los obreros de la actividad; el otro 75 ya percibe el incremento.
No creemos que solamente sean las empresas de CAPIP las que atraviesan esa situación económica de crisis, porque de ser realidad serían todas las empresas del sector las afectadas”.
Las empresas decidieron avanzar con despidos y conservar el mínimo exigible por la legislación provincial, que determina la cantidad de puestos de trabajos de acuerdo con las licencias de pesca de esa jurisdicción para la captura de langostino en aguas del golfo San Jorge.
Una versión indica que avanzaron en rechazar la permanencia en el Régimen de Recuperación Productiva (Repro) otorgada por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Según trascendió el 7 de julio el Ministerio de Trabajo de la Nación notificó a las compañías ofreciéndoles la incorporación, por un nuevo período, al programa. Sin embargo, habrían rechazado esta posibilidad pero no descartaron adherir al mismo más adelante.

PERMISOS
En este contexto Núñez reclamó la intervención de los organismos contralores del área de pesca “para determinar si es cierto lo que argumentan en cuanto a la crisis económica, por lo que lo deberán demostrar fehacientemente.
Hasta el momento no lo han hecho y a lo largo de la historia de la actividad ha sido una mecánica rutinaria el implementar este tipo de estrategia”.
Asimismo anticipó que a esas empresas “no se les renovarán los permisos de pesca hasta que resuelvan estos incumplimientos y, justamente, con respecto a este tema el subsecretario de Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, pidió el listado de esas empresas porque comenzó la prospección de langostino y las que produjeron despidos podrían impedirles participar de la prospección y recibir sanciones”.

El viernes se inició la prospección de langostino
El Consejo Federal Pesquero (CFP) dispuso por unanimidad realizar una prospección de langostino en aguas de jurisdicción nacional a partir del viernes. El objetivo de la medida es localizar concentraciones de mayor tamaño, que habitualmente migran hacia el norte en esta época del año.
La prospección de langostino en aguas nacionales es llevada adelante por doce buques tangoneros en la zona delimitada por los paralelos 44º y  45º y tuvo --según fuentes empresariales-- “un buen comienzo”.
La medida autorizada por el Consejo Federal Pesquero comenzó a las 0 del viernes pasado y se extenderá durante ocho días efectivos, cuatro días en cada subzona.
Desde el  primero al cuarto día de prospección: exclusivamente en la subárea I (del paralelo 44°00’ al 44°30’ S, entre los meridianos 62° y 64° 30’ W, durante estos cuatro días la subárea II debe permanecer cerrada, o desde el 5to al 8vo día de prospección: exclusivamente en la subárea II (del paralelo 44° 30’ al 45° 00’ S, entre los meridianos 62° y 64° 30’ W), durante estos cuatro días la subárea I debe permanecer cerrada.
Se desarrollará al norte del paralelo 45° Sur, entre los 44º y 45º de latitud S y los meridianos: 62º y 64° 30’ de longitud W; dividida en dos subzonas que serán prospectadas sucesivamente.
El objetivo es intentar localizar en dicha área de la jurisdicción nacional las concentraciones de langostino (pleoticus muelleri) de mayor tamaño, que habitualmente migran hacia el norte en esta época del año, con un número acotado de buques con observador a bordo que deben enviar al INIDEP diariamente la información colectada.
Con el procesamiento de esa información será posible determinar si la migración esperada se ha producido efectivamente, con lo que se abriría la posibilidad de modificar el área de operaciones de la flota tangonera que actualmente está pescando en aguas nacionales.
El Consejo Federal Pesquero acordó la participación de dos buques por cada cámara empresaria, diez independientes y dos nominados por el CFP.
Además se determinó que los buques designados deberán tener aptitud para operar en forma continua durante toda la prospección en las zonas determinadas y mantener la presencia efectiva en el área prospectada mientras dure la exploración.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico