Plantean dudas por la propiedad de las tierras del “Loteo San Jorge”

La presidenta de la Asociación Vecinal de Caleta Córdova presentó ayer un pedido de informes, tanto en el Concejo Deliberante como en el Ejecutivo, para saber de modo certificado y por escrito cuál es la situación dominial de las tierras que integran el loteo San Jorge, un emprendimiento inmobiliario que ofrece terrenos de 400 m2, producto de urbanizar el tramo que une Km 8 con el barrio de pescadores.

 La vecinalista Betiana Viegas indicó que el emprendimiento es desarrollado por la empresa CRI Holding, titular hoy de una concesión petrolera en el sector, de modo que una de las consultas específicas del pedido de informes es si la empresa es propietaria de las tierras, si se trata de lotes fiscales, o si lo que tiene en terreno es una mera concesión para actividad petrolera o minera. También solicita saber de modo fehaciente si la firma resultara propietaria de los terrenos, de qué fecha data el título de propiedad.

La dirigente vecinal subrayó que el proyecto inmobiliario, que ya publicita la venta de tierras, abarca una primera etapa de 84 lotes, aunque dijo que el secretario municipal de la esfera le confirmó verbalmente que la urbanización abarcará un total de 400 lotes, con lo que se presupone que unificará totalmente ambos barrios.

Indicó entonces que hay varias dudas en relación al proyecto y que como vecinalista recepcionó planteos puntuales de su comunidad, con lo que es en esa calidad de referente y de ciudadana, que solicita la información oficial respectiva.

Viegas quiere conocer todos los detalles de proyecto, como qué sector abarca específicamente y si el emprendimiento, que debió ser presentado y aprobado por la Municipalidad, tuvo en cuenta las previsiones vinculadas a los servicios, recordando que Caleta Córdova registra severos inconvenientes con el agua, además de cuáles son las reservas efectuadas para los servicios públicos de salud, seguridad y educación que sobrecargarán las existencias del sector.

“Quiero saber qué es lo que contempló el Ejecutivo y si se tuvo en cuenta la proyección de Caleta, qué consideración tuvieron para un barrio que se orienta al turismo, y qué consideración hubo sobre el impacto social, económico, ambiental y visual habrá en este sector de la ciudad”, puntualizó.

Además, y aludiendo a los altos precios en los que se comercializa un lote hoy en el ámbito privado, recordó la alta demanda de viviendas que Caleta Córdova sostiene desde hace al menos cinco años, donde se espera un loteo de 54 terrenos “que viene bastante demorado”.

“La empresa está en todo su derecho de hacer su proyecto, pero quiero saber qué es lo que contempló el Ejecutivo y si se tuvo en cuenta la proyección de Caleta” planteó.

UN ANTECEDENTE

Las dudas respecto de la titularidad de la tierra para este emprendimiento inmobiliario se comenzaron a consolidar a mediados de 2014, luego de que la empresa CRI Holding comenzara con las intimaciones a los productores de la cooperativa El Faro, ocupantes de los terrenos desde inicios de la década del ‘90 mediante un permiso municipal para trabajar la tierra, a quien la minera comenzó a emplazar para el desalojo, esgrimiendo la propiedad sobre las tierras.

En ese contexto, un grupo de referentes de los cerca de 60 productores, había concurrido al Concejo Deliberante en busca de respuestas, y en diálogo con la prensa parlamentaria habían aludido a una mecánica para desalentarlos basada en la desatención, señalando como ejemplo el hecho de que desde los inicios la Municipalidad les enviaba camiones de agua para que pudieran producir el riego, y desde hacía casi un año habían dejado de hacerlo.

Mientras, como se indicó, los productores habían sido autorizados por la comuna a la ocupación, estas intimaciones de desalojo fueron acompañadas por la Secretaría de Tierras municipal, reconociendo la propiedad de algunos sectores a CRI Holding, situación que atraviesa hoy instancias legales encauzadas por los productores que pelean porque se les reconozcan las casi tres décadas que llevan ocupando el lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico