"Podrán excavar toda la Patagonia, que nunca van a encontrar nada"

En el extenso escrito que presentó ante el juez Sebastián Casanello, Cristina Kirchner aclara y refuta una a una las supuestas maniobras delictivas que se le imputan en el marco de la causa y remarca: "Jamás me apoderé de dinero ilícito alguno". En ese contexto advierte que podrán vigilarla y también "excavar toda la Patagonia argentina o donde mejor se les ocurra, que nunca van a encontrar nada con lo que involucrarme".

La ex presidenta se presentó ayer a la mañana a indagatoria ante el juez Casanello, quien la citó por orden de la Cámara Federal porteña. CFK no pasó por alto que fuese el tribunal de alzada quien dispusiera la realización del trámite y señaló que es otra de las muchas irregularidades cometidas en el marco de la persecución a la que es sometida.

En su presentación ante el magistrado la ex mandataria expuso que el Gobierno está detrás de la maniobra. También marcó el contraste entre su caso y el de Mauricio Macri, al señalar que ella no tiene cuentas no declaradas, a diferencia del Presidente y varios de sus funcionarios, quienes aparecieron mencionados en los Panamá Papers. En ese contexto, dijo que si lo que se pretende es investigar la fuga de dinero al exterior la causa no debería haberse denominado “La ruta del dinero K”, sino “La ruta del dinero M”.

SUS PRINCIPALES CONCEPTOS

-La indagatoria es “una medida dispuesta directamente por los jueces de Cámara Martín Irurzun y Mariano Llorens, haciendo lugar a un pedido expreso efectuado por el Poder Ejecutivo. Nos encontramos frente a una situación inédita, en tanto la convocatoria es el resultado de una decisión del Tribunal revisor” y “no del magistrado que tiene a cargo la instrucción de esta causa desde su inicio, único habilitado por la ley procesal para adoptar tal temperamento”.

-“Me encuentro en una situación inédita que vulnera el derecho de defensa en juicio. Ello así pues se me obliga a proceder de una manera inversa a la que le corresponde a cualquier persona que se encuentra en mi situación: en lugar de que se precise una intimación concreta en su contra yo debo adivinar cuáles son los hechos por los que tendría que responder.”

-“Jamás tuve cuentas bancarias no declaradas, ya sea sola, con Lázaro Báez o con cualquier otra persona. Todos los activos de nuestra familia están y seguirán estando en la República Argentina y siempre fueron incorporados a nuestras declaraciones juradas impositivas, así como también a las que presentamos en nuestro carácter de funcionarios públicos. Además, por toda nuestra actividad siempre hemos pagado puntualmente los impuestos correspondientes.”

-“Se llegó hasta el absurdo de embargar mi jubilación y bloquear mis tarjetas de crédito e impedirme, siquiera, tener una tarjeta de débito. Todo ello, seguramente, con el propósito de ahogarme financieramente y luego seguir mis movimientos (tal como lo hacen habitualmente los servicios de espionaje gubernamentales) para ver si termino yendo a alguna bóveda en la que guardaría los millones de dólares que un grupo de arrepentidos que ahora se han cartelizado dicen haber pagado.”

-“Podrán seguir vigilando mis movimientos y los de mi familia, escuchar de manera clandestina mis conversaciones telefónicas o excavar toda la Patagonia argentina o donde mejor se les ocurra, que nunca van a encontrar nada con lo que involucrarme, porque jamás me apoderé de dinero ilícito alguno.”

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico