Podrían cambiar sistema de subsidios en Deseado

Tal como lo hizo el titular de Pesca de Santa Cruz, el subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Raúl Santibáñez, estuvo en Deseado, el viernes pasado, donde habló con sindicatos y empresarios. A estos últimos les recriminó que no tuvieron «compromiso social».

Río Gallegos (Agencia)
Durante esas reuniones con gremios y empresarios, Santibáñez observó que los trabajadores «estaban, en general, bastante preocupados respecto de cómo será su actividad en este año, luego de todo lo que pasó en el año 2007», especialmente durante los ataques incendiarios de las plantas pesqueras.
Cabe recordar que, según contabilizó el Gobierno provincial, alrededor de 1.250 operarios trabajan en esas plantas, a los que se suman alrededor de 200 estibadores y observadores. Este número se da sin contar a los operarios que se embarcan hacia alta mar.
Ante esa inquietud de los obreros, el subsecretario les manifestó su predisposición «a trabajar dentro de un esquema que, en principio por lo menos, garantice la cantidad de mano de obra que existía antes del 20 de julio» (día del violento ataque a las empresas).
Señaló que se está analizando implementar «algún mecanismo» para generar más puestos laborales «que sean rentables para los trabajadores», en contraposición a lo que él mismo calificó como el actual «mecanismo de subsidios que hemos estado sosteniendo».
Luego Santibáñez señaló que «si la situación que tenemos a la fecha no cambia, que dependerá de la época de la zafra del calamar y de langostino y de cómo se avance en el tema de la merluza, seguramente estaremos rediscutiendo el esquema de mantener algún tipo de subsidio para los trabajadores del sector».
«Vamos a tener mucho trabajo en Puerto Deseado», consideró el funcionario, tras afirmar que ya se asumió un compromiso de palabra con los sindicatos pesqueros y con la autoridad política de Puerto Deseado, que es el intendente Luis Ampuero.

VISION PARCIAL
También Santibáñez quiso replicar al directivo de la Cámara de Armadores Pesqueros Congeladores de Argentina (CAPECA), opinando, en principio, que «evidentemente tiene una visión muy parcial de lo que ha sucedido en Puerto Deseado».
«Lo primero que debemos decir -indicó- es que a partir de los hechos sucedidos el 20 de julio del año pasado se marcó un punto de inflexión», para luego agregar que «las empresas de la pesca han tenido muchísimos años de bonanza, los que evidentemente no se han visto reflejado demasiado en Puerto Deseado».
Después, dilucidó aún más su posición: «creo que no ha habido demasiada responsabilidad social o compromiso social por parte de las empresas», ya que «si hubiera sido de esa manera, seguramente el Estado Provincial no tendría que haber acudido a subsidiar a más de 1.500 trabajadores».
Por último, Santibáñez juzgó que en este ámbito «hay intereses distintos», por ello planteó la necesidad de «generar un marco de consenso para superar esta transición».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico