Policía ebrio disparó siete veces contra una vivienda

Las autoridades de la comisaría local aducen que no detectaron daño alguno en el inmueble al que atacó a balazos utilizando su arma reglamentaria. En ese lugar vivirían familiares de una persona que está presa por el último crimen que hubo en esa localidad, el de un jornalero que murió luego de ser apuñalado durante una discusión con su asesino, a mediados de junio pasado.

Aparentemente el agresor sería pariente o tendría algún vínculo con el hombre al que mataron. El efectivo policial presta servicio en el Instituto Penitenciario Provincial y vive en Gaiman.

De acuerdo a Radio 3, este viernes alrededor de las 6.30 fue hasta el lugar hacia el que desde su vehículo particular efectuó al menos siete disparos con la pistola 9 milímetros, la misma que le proveyó el Estado para cumplir con su función de policía.

El hecho ocurrió en el barrio Gaiman Nuevo, al noroeste Gaiman y después de perpetrarlo el empleado policial regreso a su casa y se encerró. Tuvieron que convencerlo las autoridades de la comisaría local de que entregara el arma y se pusiera a disposición de la Justicia.

Poco después le allanaron el domicilio por disposición de la Justicia. Dicen que se encontraba muy ebrio.

El último asesinato que hubo en Gaiman y que tendría que ver con este episodio, es el de un jornalero de 42 años que murió desangrado luego que su asesino, un convicto de 24 años que andaba en libertad condicional, le diera una puñalada en la arteria femoral que le ocasionó un intenso desangrando que acabó con su vida.

Ese sangriento suceso ocurrió el 15 de junio a la noche en un modesto caserío situado a un costado del basural de la localidad, en las inmediaciones del acceso a Gaiman por el parque industrial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico