Policía realizó operativos de control en el módulo norte Esmir Avilés

Los vehículos que ayer ingresaron a Comodoro transitando por el Módulo Norte se encontraron con un operativo policial montado para inspeccionar documentación.

Desde las 18 y hasta las 21, unos diez agentes de la Policía desplegaron un operativo de control y pedido de documentación en el puesto del Módulo Norte “Esmir Avilés”.
La tarea consistió en detener a los automóviles y solicitar documentación, tanto de los rodados como de los conductores. El operativo contó también con el apoyo de la guardia de Infantería, ante cualquier eventualidad que pudiera surgir.
Además, la operación contó con un despliegue inusual en este tipo de controles: la presencia del personal de Verificación de Automotores. Estos agentes se ocuparon de revisar motor y chasis de los rodados, con el fin de constatar la legalidad de los autos.
Para esta tarea, fueron necesarios varios minutos, donde los agentes abrieron capó y baúles, y revisaron motores.
El oficial inspector Lucas Cocha, miembro de la Guardia de Infantería y responsable del operativo, explicó el procedimiento que se desplegó en el módulo norte. “Primero se realiza una identificación del vehículo para constatar si tiene toda la documentación, conforme a lo que establece la ley nacional de tránsito”.
El siguiente paso corresponde al pedido de la documentación del conductor, que es el carnet habilitante para manejar y su documento de identidad, para saber la procedencia de la persona.
A esto se suma el control sobre el rodado. “La gente de Verificación Automotor realiza una inspección física, que es constatar el chasis y el motor, y ver si coinciden con la tarjeta para saber si no hay adulteración”, relató Cocha.
Todo este control se hizo exclusivamente para los autos que ingresaron a la ciudad.
Con relación a nuevos operativos de control, el oficial Cocha mencionó que “serán más  constantes” en distintos lugares de la ciudad, y de manera sorpresiva.
“La jefatura cree necesario que se tiene que dar mayor interés al control, por la cantidad de vehículos que hay en la ciudad y por la gente que ingresa por turismo”, comentó.
En general, según lo relatado por los policías que hicieron las tareas, la gente reaccionó bien ante el pedido de la documentación y, sobre todo, ante el minucioso control que se hizo de los automóviles. “Algunos manifestaron que nunca les habían pedido algo así, pero les pareció bien”, informó el encargado del operativo.
En general, el control es para verificar que los rodados estén en condiciones de transitar dentro de la ciudad, en cuanto a documentación. En total, diez efectivos de la policía tomaron parte en el operativo realizado durante 3 horas en el puesto del Módulo Norte Esmir Avilés. En días siguientes se harán nuevos controles, de manera sorpresiva, en distintos horarios y lugares de la ciudad.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico