Policías acusados de golpear a preso y rociar con gas pimienta la celda 

Diego Ríos fue detenido por golpear a una mujer policía y escaparse de la guardia del hospital de Sarmiento. El juez formalizó la causa e instó a que el imputado denuncie los apremios ilegales.

El juez Daniel Pérez formalizó en la ciudad de Sarmiento la investigación contra Diego Ríos (31) como presunto autor de los delitos de atentado agravado y tentativa de evasión, ocurrido el sábado en esa ciudad. Todo el incidente se originó cuando un amigo del acusado orinaba en el patio de una vivienda.

La funcionaria fiscal Marisol Sandoval relató que el primer delito ocurrió durante la tarde del sábado sobre la avenida Ingeniero Coronel, entre las calles España y Perito Moreno. Dos policías sorprendieron a un joven incontinente urinario en la vía pública y lo identificaron. Desde un vehículo descendió Ríos e insultó a los efectivos. Después golpeó en el rostro a una suboficial, corrió unas cuadras y fue apresado.

CONTRADENUNCIA

El segundo ilícito se registró minuto después en la guardia del hospital, donde el detenido fue llevado para su revisación. Al soltarle las esposas, el acusado atacó a los policías que lo custodiaban y escapó. Sin embargo, fue detenido a dos cuadras.

Sandoval presentó los certificados médicos donde constan las lesiones que sufrieron los empleados policiales. Imputó a Ríos por los delitos de atentado agravado en concurso real con tentativa de evasión. Y pidió que se declare legal la detención.

Luego, el detenido denunció ante el juez que fue golpeado en la celda de la comisaría, donde el personal policial además roció con gas pimienta el calabozo. Ello le provocó dificultades para respirar.

El abogado Marcelo Catalano exhibió un video en el que se registraron los incidentes ocurridos sobre la avenida Ingeniero Coronel. La filmación muestra a la policía cuando agrede a Ríos. Por eso el defensor solicitó que declare ilegal la detención de su cliente.

Agregó que los familiares de Ríos cuentan con fotos en las que se evidencian las lesiones en el rostro de Ríos como consecuencia de las agresiones físicas recibidas por los policías que intervinieron en su detención. Adelantó que harán la denuncia pública por violencia institucional contra los policías, y requirió que se rechace la apertura de la investigación.

El magistrado declaró legal la detención, formalizó la investigación y ordenó la libertad del detenido, instándolo a que denuncie la situación sufrida en el calabozo de la comisaría ante la Fiscalía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico