Policías fueron atacados a tiros cuando intentaban detener a un prófugo en Km 4

Dos hombres dispararon contra un vehículo en el que se desplazaban policías de civil de la Brigada de Investigaciones. Estos habían llegado a detener a Roberto Ezequiel Nieva, quien tenía un pedido de captura vigente. También fue atacado a tiros un patrullero de la Comisaría Mosconi que acudió ante el pedido de refuerzo. Finalmente lograron capturar al evadido y detener a otros dos hombres y a una mujer. A la vez se secuestró un revólver y una pistola.

Alrededor de las 17.30 de ayer, personal policial de la Brigada de Investigaciones realizaba un seguimiento en procura de capturar a un evadido de la Justicia identificado como Roberto Ezequiel Nieva, de 23 años. Lo hacía en la calle Alejandro Korn, en Kilómetro 4, detrás de la Ciudad Universitaria.

El personal transitaba por ese sector a bordo de un vehículo que no estaba identificado como un móvil policial sino como un vehículo particular cuando desde el interior de la vivienda en la que presumían que se encontrada el evadido, salieron dos hombres con armas y dispararon contra el automóvil en el que se encontraban los policías.

Mientras solicitaban apoyo de personal de la Comisaría Mosconi, uno de los agentes descendió del auto y tras identificarse como policía ordenó a los individuos que arrojaran sus armas. Sin embargo, los hombres volvieron a disparar contra el vehículo policial.

Entonces los efectivos de la Brigada de Investigaciones repelieron la agresión con sus armas reglamentarias.

Al arribar un patrullero de la Comisaría Mosconi también fue atacado a disparos por los individuos.

Mientras los policías repelían el ataque, los individuos trataron de ocultarse en el domicilio del que habían salido, pero fueron rápidamente reducidos al igual que otro hombre y una mujer.

Los detenidos fueron identificados por fuentes oficiales como Raúl Linco (33), Matías Nieva (20), Jorgelina Saldaño (41) y el evadido Roberto Nieva.

Todos fueron trasladados a la Comisaría Mosconi para ser puestos a disposición de la Justicia. También se secuestraron dos armas de fuego -un revólver y una pistola-, informaron las mismas fuentes.

La vivienda en la que se ocultaba el prófugo se encuentra usurpada y una vez que las cuatro personas fueron detenidas, habitantes del sector se juntaron en el lugar para solicitar a las autoridades que los desalojen en forma definitiva de ese lugar, ya que de manera constante generan conflictos, según denunciaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico