Por apoyar a ocupas, podrían procesar a dirigentes activistas

La referente del Polo Obrero, Norma Villamayor, y el líder del Frente de Unidad Trabajadora, Omar Latini, junto con José Reinoso -padre de una joven que junto a otros vecinos usurpara viviendas del barrio Rotary 23 de esta ciudad-, recibieron cédulas de notificación para presentarse ante la justicia. Se los acusa de incurrir en el delito de “desacato a la autoridad y agresiones”.

Caleta Olivia (agencia)
La imputación se originó el martes de la pasada semana, cuando los tres intentaron entregar alimentos a familias que tomaron ilegalmente un grupo de casas que construye la empresa Torraca Hnos. para el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda de Santa Cruz, en circunstancias en que la policía había cercado el obrador para impedir nuevas usurpaciones y también tenía órdenes de no permitir el ingreso de alimentos y mobiliario.
Si bien el caso de las catorce familias ocupas ya quedó superado debido a que todas se retiraron de las casas en construcción ante el temor de ser procesadas por el delito de usurpación y perder toda posibilidad de reanudar trámites ante el IDUV, esa problemática social tiene ahora nuevas aristas.
Ayer, en conferencia de prensa ofrecida en el domicilio de Reinoso, ubicado en el barrio Mutual, Norma Villamayor indicó que desde el Polo Obrero se había organizado una colecta de alimentos “para las compañeras que ocupaban las viviendas sin terminar. Les trajimos leche, pan y otros elementos básicos que estaban pidiendo por los medios y como nosotros pertenecemos a una organización de lucha (social), nos solidarizamos con ese reclamo”.
La activista recordó que había muchos chicos que necesitaban leche y agua e incluso solicitaron que intercediera la directora zonal del Ministerio de Asuntos Sociales, pero en definitiva el cordón policial no sólo les impidió el paso, “sino que también nos arrancó los sachets de leche”.
Además, “como respuesta a lo sucedido, nos armaron causas con las carátulas preventivas de desacato a la autoridad y lesiones leves”.

SE QUEJAN
Asimismo, Villamayor consideró que “se quiere criminalizar la solidaridad” y citó otros hechos ocurridos anteriormente en esta ciudad, como la toma de la planta de Termap.
Por su parte, Reinoso admitió que fue hacia el sector de casas ocupadas “para apoyar a mi hija que se encontraba con mi nieta y mi yerno y la denuncia que yo hice ante la Fiscalía nº 1 fue por abuso de autoridad ya que fui atropellado por dos suboficiales de la Comisaría Cuarta. Ellos me tomaron de las manos cuando tenía dos sachets de leche para los chicos y una suboficial me los arrebató y los rompió”.
A su vez, Omar Latini repudió la “golpiza” de la que fueron objeto las familias por parte del personal de seguridad de la empresa Megatone, contratada por la constructora Torraca Hnos. Además, consideró que tanto a él como a Villamayor y Reinoso “nos arman una causa por ir a llevar una copa de leche”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico