Por el brote de Hantavirus bajaron las reservas en la cordillera chubtense

Desde las áreas de Turismo de la cordillera piden que brinde buena información al turista para evitar confusiones y temores infundados. "En Lago Puelo y otros lugares han caído reservas y lo que apuntamos es a hablar con los prestadores para acercar buena información a los clientes", indicó el secretario de Turismo de Esquel, Mariano Riquelme.

El alerta sanitaria sigue vigente en la cordillera chubutense, no obstante se advierte que todo el cordón turístico está en condiciones de recibir visitas. Los casos detectados fueron eveluados y tratados a tiempo, hay pautas claras de prevención que respetar para no correr riesgos innecesarios.

Sin embargo,. el secretario de Turismo de Esquel, Mariano Riquelme, reconoció ayer que tras la difusión de los numerosos casos positivos de hantavirus y el fallecimiento de personas que contrajeron la enfermedad genera alama y preocupación entre los turistas que proyectaban pasar en la zona sus vacaciones de verano.

“Acá en Esquel hemos tenido llamados de varios prestadores preocupados por la situación”, confió Riquelme, quien agregó que “hay muchas consultas al respecto y peligran las reservas. En la región, en Lago Puelo y otros lugares han caído reservas y lo que apuntamos es a hablar con los prestadores para acercar buena información a los clientes”.

El funcionario comentó que la intención es poner en marcha un esquema de promoción turística compatible con la difusión del estado de situación real y medidas preventivas.

“Hace un tiempo ya que venimos trabajando en conjunto con todos los municipios de la cordillera chubutense para llevar información precisa y certera sobre la situación, y no alarmar a los turistas que son los primeros que se asustan y empiezan a dar de baja las reservas, como ha sucedido en estos días”.

Desde las áreas respectivas de Turismo de cada una de las localidades “lo que hacemos es llevar información precisa de la situación, tratando de llevar tranquilidad al visitante, porque se trata de una enfermedad con la que convivimos en la cordillera desde hace muchos años”.

Riquelme mencionó que “ésta es la época donde se dan los brotes pero si se adoptan los recaudos necesarios, si se circula por lugares habilitados y limpios, no hay peligro. Tratamos de llevar siempre buena información, trabajando con los medios de cada uno de los destinos. Así que a partir de lo que se ha dado en estos días estamos trabajando en una campaña de comunicación y difusión a través de medios nacionales para llevar información real de lo que está pasando, y algo de tranquilidad, a los medios de Buenos Aires sobre todo que levantan las noticias sin explicar bien la situación”.

IMAGEN NEGATIVA

“Trabajamos con información certera, con información correcta, sobre los recaudos que hay que tener y como manejarse en la región para evitar contagios. Desde los municipios estamos activando un protocolo de información para revertir esa imagen negativa”. Y sobre el tratamiento de los casos de hantavirus en la prensa nacional, Riquelme comentó, “el lunes fue terrible y hasta decían que la gente se muere en Esquel, cuando sabemos que vienen de otros lugares los pacientes y se atienden acá porque está el hospital más importante. Lo lamentable también es que periodistas de acá, de la zona y también de la provincia, son los que mandan las notas con esos titulares”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico