Por el homicidio ocurrido en la Fracción 14 secuestraron ropa con manchas de sangre

Según pudo confirmar El Patagónico, a Ismael Chipana Mariaca, el hombre de 67 años que fue hallado muerto el martes en su casa de Fracción 14, ya lo habían golpeado al menos en otras cuatro oportunidades para robarle. Por el homicidio ayer se realizaron dos allanamientos donde se secuestraron prendas de vestir con cabellos y presuntas manchas de sangre. También incautaron teléfonos celulares.

Ismael Chipana Mariaca (67 años), quien fue encontrado muerto el martes en su casa de Fracción 14, anteriormente había sido víctima de reiteradas golpizas y robos violentos por parte de personas que se aprovechaban de su situación de vulnerabilidad.

Por esa razón, los investigadores creen que el homicidio que se habría producido el domingo, tendría relación con otros ataques que sufrió el hombre de nacionalidad boliviana. Incluso no descartan que esté relacionado a un violento ataque del que fue víctima el año pasado durante el temporal que azotó a esta ciudad.

Por el crimen de Chipana Mariaca ayer la Brigada de Investigaciones y personal policial de la Seccional Quinta realizaron dos allanamientos en la Fracción 14: uno en el Lote 15 de la Manzana G y otro en el Lote 4 de la Manzana C.

Según informaron fuentes oficiales, en ese marco, se secuestraron prendas de vestir con cabellos y presuntas machas de sangre y teléfonos celulares.

Los procedimientos se ejecutaron a las 15:30 y fueron solicitados por la fiscal Andrea Rubio y autorizados por el juez Jorge Odorisio.

Los investigadores creen que los ocupantes de esas viviendas tendrían algún tipo de relación con el violento homicidio del hombre, a quien le destrozaron la cabeza a golpes. Su cadáver permaneció en el lugar más de 48 horas hasta ser encontrado por su apoderada.

Sin embargo, para poder establecerlo serán fundamentales las pruebas que se realicen sobre las prendas secuestradas.

El resultado podría derivar en otro tipo de medidas judiciales, que se sumarían a los testimonios recolectados por los investigadores en la jornada de ayer.

Se debe recordar que por la condición de vulnerabilidad del hombre, vecinos de la zona habían pedido insistentemente poner a salvo a la víctima, aduciendo que en más de una oportunidad había sido brutalmente golpeado y robado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico