Por el pedido del ex, la Justicia frenó un aborto

El demandante quiere que su ex novia tenga al bebé y que se lo dé. 

En un fallo inédito, la Justicia de San Juan hizo lugar a una cautelar solicitada por un hombre para impedir que su ex pareja aborte, en el marco de una discusión judicial que no está contemplada en la nueva Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Se trata de una suerte de vacío jurídico ya que, hasta la fecha, no existía ningún fallo que obligara a una persona a continuar con el proceso de gestación por pedido del padre del bebé.

"Estoy haciendo lo imposible para defender la vida de mi hijo. Sé de los derechos de quién era mi pareja, pero solo le pido que lo tenga y que me lo dé, yo no le voy a hacer faltar nada", dijo hace algunos días Franco, el progenitor, en la radio local AM 1020.

Según el testimonio del hombre, la mujer "quiere ponerle fin a su embarazo de 12 semanas", a pesar de que él se opone y las diferentes posturas ante el proceso de gestación provocó que "ya no haya vínculo afectivo" entre ambos.

A través de sus abogados, Franco presentó una medida cautelar en el Juzgado de Familia de la provincia para que se "proteja el embarazo" hasta que se resuelva la cuestión de fondo, pero su pedido fue desestimado.

No obstante, este sábado, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería de San Juan, integrado por los jueces Juan Carlos Noguera Ramos, Sergio Orlando Rodríguez y Juan Carlos Pérez, resolvió dejar sin efecto la sentencia de primera instancia y hacer lugar a la cautelar.

En el fallo, según reveló el medio Infobae, los magistrados señalaron "en primer término, que el apelante estando legalmente casado, le rige la presunción de paternidad", por lo que consideraron que "corresponde analizar con detenimiento" si el sujeto "está o no en condiciones de impedir" el aborto.

Al respecto, los jueces remarcaron que "en el matrimonio, como institución de orden público, los esposos se comprometen a desarrollar un proyecto de vida en común y ambos deben prestarse asistencia mutua", por lo que "el sistema de toma de decisiones que hace a los aspectos más relevantes en la relación conyugal, necesita de forma imperativa de la confluencia de ambas voluntades".

Por esta razón, resolvió "ordenar, como medida cautelar de no innovar", a la ex pareja de este hombre que "se abstenga de realizar cualquier práctica que tienda a interrumpir el embarazo hasta tanto la cuestión de fondo sea resuelta".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico