Por la interna gremial en la construcción habría 20 despidos

Un nuevo capítulo de la dura interna que mantienen los dos gremios de la construcción en la zona norte de Santa Cruz, UOCRA y SITRAIC, se produjo en la jornada de ayer dado que la empresa constructora Proalsa admitió que se vería obligada a dejar cesantes a 20 operarios afiliados al segundo de los gremios mencionados.

 Caleta Olivia (agencia)

De ellos, 8 estaban afectados al montaje de las dos grandes cisternas de agua en una zona cercana al límite interprovincial y 12 a la construcción de 36 viviendas en Pico Truncado.

El secretario general del SITRAIC, Alejandro Lugo, argumentó que la UOCRA habría amenazado con montar piquetes en todas las sedes del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda si los obreros que él representa no eran despedidos.

Por su parte, directivos de Proalsa admitieron que sufrieron “presiones”, pero se excusaron de brindar otros detalles, por lo cual decidieron que momentáneamente los afiliados al SITRAIC cesen a partir de hoy en sus funciones.

Si bien dejaron entrever la posibilidad de hallar alguna otra solución al conflicto gremial, optaron por preservar su responsabilidad en la ejecución de las obras mencionadas, que son financiadas con fondos de Nación.

Cabe recordar que semanas atrás, tanto Lugo como los directivos de Proalsa manifestaron que fueron los operarios de la UOCRA los que abandonaron sin explicación ambas obras, hecho que motivó el ingreso de personal del SITRAIC.

A todo esto, pudo constarse que al mediodía de ayer los manifestantes de la UOCRA levantaron el bloqueo que habían impuesto en el camino de acceso al obrador de las cisternas (zona del cerro Punta Peligro), en tanto que el SITRAIC advirtió que no descarta protagonizar hoy una manifestación de protesta, dejando abierta la posibilidad de un corte de ruta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico