Por las subas en las expensas ya hay 600 mil morosos en Capital

En solo un año las expensas subieron en promedio un 50%. Las paritarias de los encargados de edificios son la principal variante. Propietarios e inquilinos buscan estrategias para abaratar costos y así reducir la cantidad de morosos.

Las expensas aumentaron en solo un año en promedio 50% su valor. Este incremento se vio reflejado en la cantidad de propietarios o inquilinos que se convirtieron en morosos. Según un estudio de la Asociación de Administradores de Consorcios de la Capital, hoy existen cerca de 600 mil personas que no están al día con sus expensas.
"Hoy la morosidad está llegando a un 40% en algunas administraciones, sobre todo aquellas que tienen menos control. En el caso de los que tienen un departamento especializado en morosidad los números son cercanos al 10%; en estos casos se considera que están dentro de los parámetros normales y manejables", explicó a este diario la abogada Cecilia Seijo especialista en consorcios de CYGBA (Consultas y Gestiones Buenos Aires).
Según un informe elaborado por Properati, en abril de 2015 el valor de las expensas promedio en los departamentos porteños era de $1.150, tomando como referencia una unidad de 50 m², mientras que dos años después el costo de las expensas pasó a ser de $2.050, casi el doble. "Las expensas son determinantes para quien busca un departamento para alquilar y se suman casi automáticamente a los cálculos que definen la operación", explicó Gabriel Gruber de Properati. En el primer trimestre del año este diario sacó un informe propio en el que demostraba que en algunos casos los aumentos anuales llegaron al 60%, siempre dependiendo el barrio y los amenities del edificio.
El principal incremento de las expensas se debe al acuerdo paritario de los encargados de edificios. "Muchos de los acuerdos alcanzados mediante paritarias no se coinciden con la suba de ingresos del conjunto de propietarios e inquilinos", agregó Seijo. "Un encargado cobra entre $35.000 y $40.000 y por eso en el caso de los edificios más chicos el sueldo del portero representa el 60% de las expensas", concluyó la especialista.
Lo cierto es que cuando en un edificio se incrementa el número de morosos, esa deuda la paga alguien. ¿Quién? El resto de los habitantes de la vivienda. "Si en un edificio de 10 unidades cada unidad tiene el 10% de porcentual por cada moroso, los demás deberán pagar un 10% más en cada una de las expensas como mínimo", detalló Seijo. Después del tercer mes de morosidad, la administración debe intimar a la unidad morosa para el pago de las expensas si no se obtienen respuestas positivas ya se pasa a la etapa prejudicial. Si se llega a juicio, éste puede durar entre dos y tres años y hasta se puede llegar a remate de la propiedad. Pero en la mayoría de los casos, ya en el juicio se llega a un acuerdo, ya que las sumas adeudadas no ameritan el remate de la propiedad.
¿Cómo se ajustan?
Ante el aumento de las expensas y esta nueva realidad que genera mayor número de morosos, desde las administraciones y en conjunto con los propietarios se buscan estrategias para reducir los costos del edificio y de esta forma lograr que las expensas no se conviertan en un dolor de cabeza. "En el afán de abaratar costos, surge el ingenio en las reuniones de consorcio", sostuvo Eduardo Catalano, especialista de Consultas y Gestiones de Buenos Aires (CyGBA).
No sólo se cuidan los servicios básicos como el uso cuidado e inteligente del aire acondicionado, como también la cantidad de luces que quedan encendidas en el edificio. "Aparece la figura del doble encargado. Esto significa que para disminuir las cargas sociales y no contratar a una segunda persona, se volvió bastante común que el encargado también cumpla funciones de seguridad y de limpieza en distintos turnos", explicó Catalano.
Otro de los nuevos comportamientos es la compra de artículos de limpieza en supermercados mayoristas e invertir en luces de bajo consumo que reducen notablemente la factura de luz a fin de mes. "Se cambian los sistemas de encendidos por sistemas más inteligentes. Por ejemplo, se prenden las luces por pisos y no en conjunto", concluyó Catalano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico