Por pedido de la querella volvieron a dictarle prisión preventiva a Nadia Kesen

Nadia Kesen y Sergio Solís, los condenados por el asesinato del ciudadano español Domingo Expósito Moreno, ocurrido el 25 de junio de 2014 en el barrio 13 de Diciembre, fueron sometidos ayer a una audiencia judicial. La mujer estaba beneficiada con el arresto domiciliario y separada de su hija por orden del Juzgado de Familia. Por esa razón dos jueces modificaron su situación procesal y le dictaron la prisión preventiva. Mientras, Solís seguirá alojado en un pabellón de la alcaidía policial. Aún se espera el fallo del Superior Tribunal de Justicia.

La resolución del tribunal compuesto por los jueces penales Mónica García y Miguel Caviglia fue tan sorpresiva como esperada para quienes conocieron a Domingo Expósito Moreno y también para sus familiares quienes desde la mañana de ayer estaban al tanto del fallo.

Una sobrina de la víctima desde España, Jessy Platero Expósito afirmó a El Patagónico: “ya era hora de que Nadia Kesen esté en la cárcel”. Incluso junto al abogado Sergio Romero ya iniciaron los trámites de la tenencia de la niña -hija de Kesen y Expósito Moreno- para que viva en ese país con sus abuelos paternos.

La audiencia de la revisión de la prisión preventiva de los condenados se celebró ayer a la mañana en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.

Según informaron fuentes oficiales, el fiscal general Adrián Cabral pidió la mantención del arresto domiciliario de Kesen y la prisión preventiva de Solís hasta que se conozca el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Chubut.

Por el contrario, el abogado querellante –representa a los familiares de la víctima- solicitó que se revoque la prisión domiciliaria que venía cumpliendo Kesen debido a que ya no convivía con su hija. También requirió que se mantenga la medida prisión de Solís.

Mientras tanto, el abogado Guillermo Iglesias –asistió a Kesen- pidió que se mantenga el arresto domiciliario de su defendida hasta que la sentencia quede firme. Por su lado, la defensora pública Lucía Pettinari hizo lo propio por su cliente, Solís.

FALLO UNANIME

Los jueces en su resolución consideraron que el arresto domiciliario que gozaba Kesen estaba otorgado en razón de la convivencia con la niña, pensando en la situación de la pequeña. Sin embargo, en marzo de 2018 se produjo una modificación de la situación procesal por disposición del Juzgado de Familia, que determinó que no podía vivir en el mismo domicilio que la niña. Así, Kesen se mudó a una vivienda en Rada Tilly.

“La razón por la que se le ha dictado a lo largo del proceso el arresto domiciliario a Kesen era la relación con la menor y su convivencia con ella. Esta situación hoy no está, es decir que sí hay nuevos elementos para modificar la situación procesal de Kesen”, argumentaron los magistrados.

Por la variación de esta situación y al haber nuevos elementos “corresponde dictar la prisión preventiva de Kesen”, concluyeron los jueces por decisión unánime.

A LA ESPERA DEL FALLO SUPERIOR

La causa tiene sentencia condenatoria en primera instancia cuyo tribunal resolvió declarar penalmente responsable a Solís por el delito de homicidio simple, agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor material; y Kesen fue condenada como partícipe secundaria del mismo delito.

Solís recibió la pena de 17 años de cárcel y quien era su pareja fue condenada a 7 años. Luego la Cámara Penal confirmó en todos sus términos dicha condena. Se espera el recurso extraordinario presentado por la defensa de Kesen ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia. A la vez que por Solís la causa fue elevada en consulta por el monto de pena.

Expósito Moreno fue asesinado de tres balazos en la puerta del inquilinato de las calles Santa Cruz y Tierra del Fuego donde vivía con su entonces pareja y el hijo de esta.

Fue ejecutado de un tiro en el cuello, otro en la espalda y el restante en el pecho por un encapuchado que la Justicia probó que era Solís.

El ciudadano español había venido a Comodoro Rivadavia para tramitar la tenencia de su hija, quien fue traída ilegalmente por su madre del país europeo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico