Por sólo $30 se recorren 100 Km

Más allá de tener un motor con cero emisiones, para la mayoría de la gente, el principal atractivo de un auto eléctrico es el menor costo en relación con los motores nafteros o diésel.

Un vehículo mediano de esta tecnología tiene un consumo promedio de 15 Kwh cada 100 kilómetros. Tomando uno de los precios más altos del Kwh para consumidores domiciliarios en la Capital Federal (sin impuestos), que es de $2, el resultado sería que recorrer 100 kilómetros con un auto eléctrico costaría $30 de electricidad. Para tomar un ejemplo, en un viaje a Mar del Plata gastaría $120, mucho menos de los $200 que cuestan los peajes. Considerando siempre el segmento de vehículos medianos, puede tomarse como adecuado un consumo promedio de 8 litros cada 100 kilómetros para una versión naftera y 7 litros cada 100 kilómetros para una versión con motor diésel. Para esta comparación se toman como valores de referencia de $28,42 para el litro de nafta de 98 octanos y de $25,19 para el litro de diésel grado 3, también conocido como gasoil Euro -es el que tiene menor porcentaje de azufre (menor a 10 parte por millón)-, aclarando que los precios de los combustibles varían según la marca y la provincia. Con esos precios recorrer 100 kilómetros con un vehículo naftero costaría $227,36, mientras que con un diésel el precio sería de $176,33. Entonces, para recorrer 100 kilómetros con un auto eléctrico se gasta 6 veces menos que con un diésel y casi 8 veces menos que con un naftero.

Con esos valores, ¿cuál sería el gasto de cada uno de esos tres vehículos para un usuario que recorre 15.000 kilómetros por año? Un auto naftero necesitaría 1.200 litros de combustible, con un precio de $34.104; uno diésel demandaría 1.050 litros de gasoil, con un precio de $26.449, mientras que el eléctrico consumiría 2.250 Kwh, con un costo de 4.500 pesos. El ahorro es significativo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico