Portugués sigue siendo imbatible en su casa y no permitió que Palazzo se eleve

Federico Román Castillo abrió la cuenta para el anfitrión a los 29' iniciales. Pero en el complemento el cuadro de Km 9 propuso gol por gol a través de Andrés Vargas y Emiliano Luquez. Sin embargo, Sergio Sacolle y Franco Rodríguez estuvieron a la altura para sellar el triunfo para el "Portu" que terminó con 10 por la expulsión de Claudio Gómez.

por Angel Romeroa.romero@elpatagonico.net

Un golazo “maradoniano”, en la autoría de Franco Rodríguez, selló el triunfo de Deportivo Portugués ante Próspero Palazzo de 3 a 2 por la 5ª fecha del Torneo Zonal B del fútbol de Comodoro Rivadavia. Lo que le impidió al “Aguilucho” remontar vuelo desde su puesto como escolta. En tanto que el “lusitano” sigue imbatible como local.En un encuentro de ida y vuelta, Federico Román Castillo abrió el marcador a los 29’ iniciales, cuando trabó la pelota en el piso con el arquero Brian Barría para que gané el duelo el delantero y la empuje debajo de la red.Sobre el final, la chance volvería a estar en los pies de Román Castillo, previa asistencia de Sergio Sacolle, pero la pausa hizo que el arquero pueda cerrar el remate a tiempo.En el complemento, y sobre los 3’, todo Palazzo se quedó reclamando una mano de Rodrigo Titta y el posterior penal. Pese a la negativa, tres minutos más tarde Andrés Vargas hizo gala de su oficio en las ejecuciones de tiro libre para poner el 1 a 1 parcial.Con la intensidad de juego, y el polvo en suspensión por las esporádicas ráfagas de viento, ambos planteles le dieron dinamismo al encuentro hasta que un disparo de Sergio Sacolle se le escapó de las manos al arquero Barría para establecer el 2 a 1.Palazzo pareció no salir de su asombro, sin embargo Emiliano Luquez volvió a poner las cosas en su lugar a los 20’ cuando su tiro libre se le escabulló a Santiago Gaillard.El partido podía ser para cualquiera de los protagonistas, porque la intención de juego era el común denominador. Pese a ello, fue sobre los 23’ que Franco Rodríguez arrancó desde mitad de cancha, para que en un constante zigzagueo, se liberó de todas las marcas, y cuando se le parecía ir el balón en campo rival pudo sacar el zapatazo cruzado para sellar la victoria “lusitana”.Ya con el tiempo cumplido, Claudio Gómez vio su segunda amarilla para dejar a Portugués con diez hombres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico