Portugués triunfó con mucho trabajo y sigue como escolta

En un encuentro que lo tuvo siempre adelante en el marcador, pero que se le complicó en algún momento, el “lusitano” se quedó con una buena victoria a través de los goles de Pacheco en tres oportunidades, Crego y Contreras. Para el “santo” anotaron Gómez en dos ocasiones y Córdoba.

En un entretenido partido con muchos goles, Deportivo Portugués venció 5-3 a San Martín, en un partido disputado por la 12ª fecha del torneo Oficial “B” del fútbol, de Comodoro Rivadavia. De esta manera el cuadro de Zappittelli sigue como único escolta del fútbol de los sábados, detrás del imparable Unión San Martín Azcuénaga.
El viento reinante condicionó el juego desde el principio, “Eolo” favoreció al local pero no pudo ponerlo a su favor, dejando siempre la contra para Portugués que sí la supo aprovechar.
En la primera de peligro Pacheco, lo perdió en un mano a mano tras un buen contra ataque. Enseguida el delantero tuvo revancha a los 7, cuando en otra oportunidad de cara al arquero definió al primer palo para gritar el primero.
En el segundo cuarto San Martín pudo acorralar a su rival con una gran cantidad de llegadas claras, entre las cuales llegó la paridad con un golazo de volea de Gómez desde el vértice izquierdo del área.
Allí despertó Portugués, que se alió a la contra, y tras un tiro de esquina mal jugado del local, Crego eligió con tiempo en donde colocar el balón para irse al descanso con ventaja.
El complemento fue parejo, con merma en la intensidad del viento, los dos elencos no se dieron tregua y los goles estuvieron a la orden del día.
Pacheco puso el tercero con un toque por sobre Sobarzo, parecía liquidado, sin embargo San Martín arriesgó y le salió bien, porque pudo empatar en una ráfaga, a través de Gómez y Córdoba, éste último de penal.
El “lusitano” no se dio por vencido, y fue en busca de la victoria que lo siga dejando en posición expectante. A los 39’ Contreras volvió a desnivelar de “pecho”, tras un centro de Pacheco --el mejor de la cancha--, y sobre el final; éste liquidó el pleito cuando la defensa local estaba desahuciada.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico