Postergaron hasta el martes la firma del informe sobre el naufragio del submarino

Los legisladores del oficialismo y de la oposición reunidos en el Senado, a puertas cerradas, acordaron tomarse el fin de semana para hacer una lectura pormenorizada del texto que recién se les entregó terminado ayer por la mañana. Los mayores contrapuntos se suscitaron a lo largo de un año de audiencias en torno a la determinación de las responsabilidades de los jefes de la Armada y de las autoridades de Defensa en el mantenimiento del ARA San Juan, que se hundió en el mar argentino en noviembre de 2017, con 44 tripulantes a bordo.

La comisión Bicameral parlamentaria encargada de dilucidar las causas del hundimiento del submarino ARA San Juan decidió ayer postergar hasta el martes la firma del informe final de 3.000 páginas en el que, entre otros aspectos, se establecen las responsabilidades políticas del naufragio.

Los legisladores de la comisión que preside el senador del PJ, José Ojeda, tenían previsto firmar ayer el documento pero ante la ausencia del presidente de la comisión y de otros legisladores dispusieron pasar la lectura y la firma a la semana próxima, informaron fuentes parlamentarias a Télam.

Aunque discreparon sobre varios puntos, los legisladores del oficialismo y de la oposición reunidos en el Senado a puertas cerradas acordaron tomarse el fin de semana para hacer una lectura pormenorizada del texto que recién se les entregó terminado ayer por la mañana.

Fuentes de la comisión admitieron que puede haber “diferencias” sobre la responsabilidad que les puede caber a las autoridades del área de Defensa, incluido el ministro Oscar Aguad, y señalaron que podría haber firmas de algunos senadores del oficialismo en disidencia especialmente en el tramo de “las conclusiones” del informe.

Según las fuentes, el martes se pasará a la firma de todos modos y el jueves 18 de julio será dado a conocer públicamente en conferencia de prensa, en el salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados.

Los mayores contrapuntos se suscitaron a lo largo de un año de audiencias en torno a la determinación de las responsabilidades de los jefes de la Armada, del comando de submarinos específicamente, y de las autoridades de Defensa en el mantenimiento del submarino, que se hundió en el Mar Argentino en noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo.

ALERTAS DESOIDAS

En el informe -que es paralelo a la causa judicial que debe determinar responsabilidades penales a cargo de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez-, se mencionan las alertas previas que se habían producido sobre las condiciones en las que navegaba el submarino y el mantenimiento al que fue sometido en los meses previos a la tragedia.

Durante el último año y medio desfilaron ante la comisión más de 60 testigos, desde el ministro Aguad, hasta los altos mandos de la Armada, familiares y expertos que participaron en la búsqueda.

El submarino desapareció en aguas del mar argentino el 15 de noviembre de 2017 pero fue hallado recién un año después, el 17 de noviembre de 2018, a 907 metros de profundidad, frente a las costas del Golfo San Jorge, luego de intensivas búsquedas de parte de fuerzas de rescate argentinas y de numerosos países que colaboraron en los operativos.

La nave sufrió un principio de incendio en las baterías lo que causó una implosión cuando se disponía a cubrir el trayecto de Ushuaia a Mar del Plata.

Los legisladores que integran la comisión son la exministra de Defensa durante el kirchnerismo, Nilda Garré, cuyo desempeño en el mantenimiento de la flota también fue cuestionado durante las audiencias; los kirchneristas Anabel Fernández Sagasti, Magdalena Odarda y Guillermo Carmona, el massista Alejandro Grandinetti y los peronistas Pedro Miranda y Alfredo Luenzo, este último de Chubut.

En representación del oficialismo participaron los senadores Esteban Bullrich e Inés Brizuela y los diputados Guillermo Montenegro y Luis Petri.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico