Prades: "Caleta Olivia dejará de ser el patio trasero de Santa Cruz"

El discurso que ayer pronunció el intendente Facundo Prades para inaugurar el período de sesiones ordinarias 2019 del Concejo Deliberante fue menos agresivo que el de 2018 contra sus detractores y opositores políticos, algo que se evidenció en gestos más pausados. Pero más allá de esa actitud conciliadora, formuló sutiles críticas, aprovechó al máximo el reciente logro de la potestad de la Planta de Osmosis Inversa y se jactó de estar potenciando una ciudad que "dejará de ser el patio trasero de Santa Cruz".

Caleta Olivia (agencia)

El discurso que se extendió por 50 minutos, Facundo Prades lo ofreció ayer al mediodía en la sede del Centro de Residentes Riojanos y a la sesión concurrieron tres concejales: Javier Aybar (Cambiemos), Pablo Calicate (FpV) y Elizabeth Jara (FpV).

No lo hizo Liliana Andrade (Cambiemos) quien hace ya tiempo está distanciada del jefe comunal, ni tampoco Rubén Martínez (Cambiemos), quien desde hace tiempo tiene un comportamiento errático con su responsabilidad legislativa mientras registra un pedido de análisis psicológico y dos denuncias por presunto abuso sexual a menores de edad.

El salón del Centro Riojano “Facundo Quiroga” estuvo colmado por unas trescientos ciudadanos, incluyendo referentes del Frente para la Victoria ligados al exintendente y exvicegobernador Fernando Cotillo, además de todos los integrantes del gabinete pradista, otros funcionarios de su gestión y el diputado por pueblo Sergio Bucci. El único exjefe comunal que asistió fue el peronista ortodoxo Miguel Benítez.

Los aplausos también fueron esta vez más formales y solo se complementaron con una gran ovación cuando Prades remarcó con orgullo el hecho de haber logrado que Nación transfiera a la Municipalidad la Planta de Osmosis Inversa -de producción de agua potable a partir de agua de mar- para que esta se ocupe de finalizar las obras.

Esto último eclipsó una actitud del concejal Calicate cuando imprevistamente fue colocando y cambiando delante de su banca varios cartelitos por los cuales le recordaba a Prades no haber rendido cuentas al cuerpo deliberativo de los años 2016, 2017 y 2018, comprar camiones sin autorización y no finalizar obras de refacción en el barrio Gobernador Gregores.

Por alguna razón su compañera de bancada, Elizabeth Jara, no tuvo la misma actitud y posiblemente para descomprimir leve desplante, al finalizar la sesión el presidente del cuerpo (Aybar) invitó a ambos ediles a que acompañaran a Prades a arriar el Pabellón Nacional.

“ESTAR A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS”

Respecto al contenido del discurso, el mismo no difirió de los que se pronuncian en las aperturas de ciclos legislativos, es decir un resumen de obras y gestiones realizadas para potenciar una comunidad.

Pero lo significativo fue que, sobre todo el final de su alocución, Prades pronunció varias frases altisonantes que no figuraban en las casi quince páginas que se entregaron primero a los concejales y luego al periodismo.

Dijo que cuando se busca el progreso de una ciudad, la cosa no pasa simplemente por ser de una determinada fuerza política, sino por la seriedad y la responsabilidad y estar a la altura de las circunstancias, sobre todo ahora cuando “estamos inmersos en una grave crisis nacional e incluso comunal”, por lo cual instó a dejar de lado diferencias ideológicas.

En cierta forma tuvo contrasentidos porque previamente había ironizado (sin nombrarla) a la gestión cotillista que -según sus dichos pronunciados de manera irónica- había prometido “un central park” en el predio ubicado junto a la Primera Laguna que está rodeada por varios barrios, pero nada se concretó.

Sin embargo, agradeció a la gente del PJ, del FpV, de la UCR, de partidos de izquierda y de otros grupos políticos por sumarse a una lucha conjunta para posibilitar que Caleta Olivia deje de ser “el patio trasero de Santa Cruz”.

“Eso depende pura y exclusivamente de la seriedad der los dirigentes porque cada uno de nosotros podemos ver a diario quien es serio y quien es simplemente un payaso” puntualizó.

Antes de dejar formalmente inauguradas las sesiones ordinarias, remató sus dichos afirmando: “no nos vamos a detener, vamos a seguir trabajando y, como lo han visto, estamos preparados para soportar cualquier tipo de injuria, calumnia y golpe”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico