Prades instó a dejar de lado diferencias históricas

Más de tres mil niños, jóvenes y adultos que representaron a instituciones sociales, culturales y deportivas, además de efectivos de Prefectura, Policía Provincial y Ejército, protagonizaron ayer el desfile cívico- militar. Fue el epílogo del acto central alusivo al 117° aniversario de esta ciudad desarrollado en la avenida Monseñor Fagnano.

Caleta Olivia (agencia)

En horas de la madrugada había finalizado en un predio abierto del barrio Malvinas Argentinas la segunda y última jornada del festival artístico gratuito que, pese al viento, concitó una masiva presencia de público, gran parte del cual arribó desde localidades vecinas.

A mediodía, la ceremonia central en el barrio 26 de Junio fue presidida por el intendente Facundo Prades y el vicegobernador Pablo González, asistiendo además otros funcionarios del gobierno provincial, del gabinete comunal, concejales y el intendente de El Calafate, Javier Belloni.

A lo largo de una de las manos de la avenida Fagnano se apostaron los abanderados de las fuerzas de seguridad y el Ejército, representado por efectivos del Regimiento de Tanques 9 con asiento en Puerto Deseado y la Banda de Música del Regimiento 8 de Infantería basado en Comodoro Rivadavia.

Luego de la formal revista de tropas por parte del intendente Prades y del mayor de Ejército, Martín Di Mateo, se entonaron las estrofas del Himno Nacional y se hizo un minuto silencio en memoria de los 44 tripulantes fallecidos del submarino ARA San Juan.

Tras ello hubo un intercambio de presentes recordatorios y entrega de carpetas relacionas con nuevas obras públicas para la ciudad, para luego escucharse el discurso del intendente.

El acto finalizó con el desfile de delegaciones escolares, escuelas de bailes, centros de residentes provincianos y de otras instituciones comunitarias, notándose que se va incrementando el número de colectividades extranjeras ya que a la chilena, boliviana, paraguaya y árabe, ahora se le sumó la brasileña.

A todas ellas las siguieron instituciones automovilísticas, grupos de motociclistas y el personal de fuerzas de seguridad y Ejercito con parte de sus dispositivos logísticos, recibiendo el aplauso de gran cantidad de público.

ACUERDO CON TERMAP

En su discurso, Prades resaltó el esfuerzo de los primeros pobladores y de los desafíos que deben enfrentar las nuevas generaciones. Si bien su mensaje final apuntó a estrechar filas para superar escollos por la crisis económica que afronta el país, igualmente criticó a gestiones comunales que lo precedieron por no haber sabido aprovechar situaciones políticas que eran favorables.

Por otro lado, remarcó que en breve se firmará un acuerdo con el grupo empresario petrolero que conduce Termap (Terminales Marítimas Patagónicas) “para que esa empresa empiece a pagar impuestos por la playa de tanques como lo ha hecho durante 40 años en Comodoro Rivadavia y no así en Caleta Olivia”.

Ese sentido, reconoció el apoyo brindado por el ministro de Desarrollo de la provincia, Leonardo Álvarez (presente en el acto), quien hizo posible que Caleta pudiera negociar el acuerdo con Termap, aunque no especificó cifras económicas.

Más adelante dijo que diariamente se levantaba “con ganas de luchar, por lo cual nada va a detenerme para poder poner de pie a mi pueblo”, en clara referencia a aquellos “que eligen el camino de la injuria, de la falacia, del entorpecimiento y el de no ayudar”.

En los tramos finales de su exposición consideró que en las postrimerías de su mandato, junto a su equipo de gobierno, “hemos dado todo lo que teníamos e incluso dejando de lado nuestra familia” y de manera particular poniendo en riesgo su salud.

Sin embargo, evaluó que ello no alcanza ya que es necesario “romper con las diferencias históricas” y consecuentemente “terminar la famosa grieta que no conduce a nada” porque su deseo era que esta ciudad se convierta en la más importante de la provincia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico