Pratto se entrenó con normalidad y se perfila como titular ante Lanús

Aunque aún no hubo un ensayo futbolístico en cancha de 11, se especula con que el delantero pueda jugar este domingo desde el arranque, en dupla con Scocco y en reemplazo de Santos Borré, por la 15ª fecha de la Superliga.

El delantero Lucas Pratto, uno de los refuerzos más caros en la historia de River, que jugó unos minutos contra Huracán y otro tanto contra Olimpo, podría debutar como titular este domingo ante Lanús, por la 15ª fecha de la Superliga.

“Obviamente quiero jugar siempre de entrada; no creo que Marcelo (Gallardo) cambie el esquema por mí. Entiendo que, con quien me toque jugar, si uno se tira más atrás, el otro tiene que entrar y no superponernos”, señaló Pratto.

El plantel de River se entrenó ayer a puertas cerradas en el River Camp de Ezeiza y, aunque aún no hubo un ensayo futbolístico en cancha de 11, se especula con que Pratto –que practicó con normalidad– pueda debutar como titular ante Lanús, en dupla con Ignacio Scocco y en reemplazo del colombiano Rafael Santos Borré.

Hoy, Gallardo pararía al equipo para el choque del domingo a las 21:30, en el estadio Néstor Díaz Pérez, con este único cambio, por lo que River formaría con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Marcelo Saracchi; Nacho Fernández, Leonardo Ponzio, Enzo Pérez y “Pity” Martínez; Scocco y Pratto o Borré.

El mediocampista Bruno Zuculini, cuarto refuerzo de River en 2018, podría ir al banco de suplentes por primera vez y acompañará al volante colombiano Juan Fernando Quintero, de buen ingreso contra Olimpo.

Pratto tuvo un problema en una de sus rodillas y casi se pierde el debut contra Huracán por la 13ª fecha. Entró a los 22 minutos del segundo tiempo, pero no estaba óptimo. “Con Huracán estaba incómodo porque me molestó la rodilla, quizá fui un cabeza dura por querer estar”, admitió.

Contra Olimpo, en la 14ª jornada de la Superliga, Pratto reemplazó a Santos Borré a los 20 del segundo tiempo. “Me sentí mucho mejor contra Olimpo, porque no sentí dolores”, aclaró el “Oso”, aunque se quedó con las ganas de convertir.

“No me obsesiono con el gol. Sé que es importante, no voy a decir que no me interesa. Pero cumplo roles también de armado de jugadas, de abrir espacios... Lo más importantes es que pueda hacer goles para ayudar al equipo. Ya llegarán”, contó Pratto en diálogo con Radio Mitre.

SIN OBSESIONES

El futbolista de 29 años se defendió de las críticas hacia su estado físico y hacia quienes apuntan que tiene sobrepeso. “Una cosa es hablar de mi forma física, otra es decir si estoy gordo o flaco. Lo que más me molesta es que se hable de eso, y no de mi forma de jugar”, sostuvo.

“En Vélez estaba tres o cuatro kilos arriba de lo que estoy hoy. Ahí tendría que haber ido al programa ‘Cuestión de Peso’ entonces”, bromeó. “Estoy bien, tengo mucha masa muscular. Parecería que algunos se olvidaron de cómo jugaba ahí. El que me conoce de esa época sabe que no me obsesiono con el gol y mi meta es la mayor cantidad que puedo hacer”.

Además, Pratto admitió que cuando irrumpió en el fútbol no pudo triunfar en Boca “porque tenía adelante a Martín Palermo, un monstruo en marcar goles”, y también comentó que no le gustaría volver a vestir la camiseta “xeneize”.

“Mi problema en Boca era que estaba Martín Palermo, el mejor 9 de la historia del club, un monstruo en marcar goles. No volvería a ponerme la camiseta de Boca, si el día de mañana me tengo que ir de River sólo lo haría para jugar en Vélez”, expresó Pratto.

El delantero nacido en La Plata surgió de Boca pero sin oportunidades fue cedido a otros clubes y así jugó en Unión, Tigre y Universidad Católica de Chile, hasta que se asentó con la camiseta de Vélez, donde jugó entre 2012 y 2014 y se ganó el cariño de los hinchas de la “V” azulada.

En su etapa en el club de Liniers, Pratto jugó 129 partidos y marcó 43 goles. El delantero, de último paso por el fútbol de Brasil, donde vistió las camisetas de Atlético Mineiro y San Pablo, también hizo alusión a su paso por el seleccionado argentino durante el ciclo del entrenador Edgardo “Patón” Bauza.

“Jugué cuatro partidos, dos sin Leo (Messi). Es difícil así. Creo que me faltó ser más marketinero para seguir en el equipo. En la actualidad hay mucho Instagram y otras redes sociales, yo no me ocupo mucho de eso”, añadió Pratto, que de todas formas sacó de Twitter el número “12” que tenía en su cuenta a pedido de los hinchas de River. Y que no era por la hinchada de Boca sino por el número que llevó en su espalda en varios clubes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico