Preocupa el descenso del nivel de agua en Futaleufú

El nivel del lago Amutui Quimey, que alimenta a la central hidroeléctrica Futaleufú, bajó 20 metros en tres meses.

El fenómeno sorprende, aunque las autoridades de la empresa aseguran que su funcionamiento no se ve comprometido. Diferentes organizaciones ecológicas manifestaron su preocupación esta semana ante esta situación, alertadas por una gran franja de piedras al descubierto que revela los metros que bajó el nivel del agua del lago en los últimos tres meses.
El embalse artificial que provee de agua a la central hidroeléctrica Futaleufú bajó 20 metros desde que comenzó el «año hidrológico» en el mes de abril, alcanzando valores que sorprenden no sólo al observador común, sino también a los profesionales de la empresa.
El 1º de abril se registró un valor inicial de 492,50 metros sobre el nivel del mar; el «Parte diario de operaciones» del martes 14 de agosto indicó que la cota del embalse Huemul es de 472,22 metros sobre el nivel del mar, es decir, 20,28 metros por debajo del nivel inicial.
Los especialistas enuncian varios factores que podrían ocasionar la situación, entre ellos un invierno seco, con pocas lluvias o aguas pluviales retenidas en forma de nieve y hielo a lo largo de la cuenca, por un lado; y desde principios de mayo una fuerte demanda energética, requerida por el Sistema Interconectado Nacional, con Buenos Aires como destino principal.
De esta manera, se produce un desequilibrio entre lo que demanda de agua la represa y lo que naturalmente ingresa al embalse, produciendo un descenso de nivel.
Si bien en la segunda quincena de julio la cota del embalse logró estabilizarse alrededor de los 474 metros sobre el nivel del mar, en lo que va de agosto volvió a mostrar un paulatino descenso, llegando a los actuales 472,22 metros sobre el nivel del mar, motivado por un incremento en la demanda y la falta de aportes hidráulicos.
En este marco los responsables de Hidroeléctrica Futaleufú afirman que la cota se encuentra dentro de los valores de diseño histórico, es decir que la central está diseñada para operar con estos bajos niveles del embalse. Aunque, reconocen que la situación no es normal porque desde 1999 no se vivía algo similar.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico