Preocupan los robos en la Escuela 153

La comunidad educativa de esa escuela del barrio Quirno Costa sufrió un nuevo robo y destrozo de instalaciones durante el domingo. Es la tercera vez que ingresan a la institución escolar.

El ministro de Educación de Chubut, Rubén Zárate se refirió ayer al caso de los robos reiterados en la Escuela 153 e indicó que tenía previsto reunirse con la directiva de la institución, Gabriela Sánchez. Según el funcionario es la tercera vez que ingresan a la institución con fines de robo, pero que además se registraron “actos de vandalismo”.

“Venimos trabajando con la policía provincial con el fin de incrementar la seguridad en las escuelas que consideramos tienen mayor riesgo e historia de robo o actos de vandalismo. Este año se redujeron mucho estos hechos”, dijo el funcionario que indicó que durante 2014 se registraron este tipo de situaciones en cuatro edificios escolares.

El caso de la Escuela 153, según el funcionario es “recurrente”. “Está muy cercana a la Seccional Cuarta y vamos a tratar de conversar con el sector policial para que incremente la seguridad en la escuela”, sostuvo.

Luego indicó que a su parecer “el problema no fue tanto el robo sino un acto de vandalismo. Nos parece importante estar alertas para que no se produzca un hecho mayor”, sostuvo.

Mientras, la directiva de la institución agradeció a través de redes sociales a los docentes y padres que se comunicaron ante los hechos ocurridos el domingo. “Seguro todos los elementos robados son para ser vendidos, la mayoría tiene el sello del Ministerio de Educación de la Nación”, alentó. Por eso recomendó a la comunidad “abstenerse de comprarlos”, algo que calificó como “un acto de decencia ciudadana”.

“Para tenerlos nos sacrificamos mucho, entre ellos un amplificador de considerables dimensiones, para conocer su potencia y consiguiente importancia para la escuela”, afirmó.

IMPORTANTES PERDIDAS

Con una diferencia de cuatro días se produjeron dos robos: el 30 de diciembre y el último el domingo. En el primer ingreso se denunciaron destrozos en las aulas, en tanto en el domingo robaron recursos de la sala de audio.

Los padres se quejaron porque las condiciones de seguridad no están dadas. Un escobillón cruzado en la puerta es la fotografía que compartieron ayer para mostrar esta situación. Afirmaron que la escuela tiene un servicio de alarma que habría sido reparado tras el robo de fin de año.

También plantearon que en el último robo se llegaron recursos tecnológicos que los niños aún no habían utilizado. “Un proyector, un amplificador de casi 80 centímetros que usábamos para poner el único micrófono que nos quedaba y que también se llevaron, grabadores de voz, cámara de foto, filmadora, una pantalla Led, 30 netbooks, un CPU, un carro, un router, tres pendrives, una pizarra digital, una impresora Wifi y una lámpara para proyector”, enumeraron.

Los padres indicaron que a pesar de los reclamos por la seguridad en la escuela, el cerco perimetral iniciado el 1 de noviembre de 2014, con un plazo de ejecución de 60 días todavía no terminó de construirse. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico