Presos reclaman que los dejen comer pastas, empanadas y pizzas

El pedido ante la Justicia por parte de un centenar de detenidos surgió a raíz de la prohibición del ingreso de este tipo de comidas para reducir el acceso de pastillas, cocaína y marihuana a los pabellones de los penales. La mayoría de los "habeas corpus" presentados ya fueron rechazados.

La prohibición de este tipo de alimentos fue implementada en el Penal Nº 2 de la ciudad de General Roca en la provincia de Río Negro y causó un profundo malestar en los detenidos y sus familiares. La veda abarca pastas rellenas como así también empanadas, tartas, pizzas ni sándwich de miga.

Tal fue el rechazo a esta disposición, que los detenidos (tanto condenados como procesados) elevaron más de un centenar de recursos judiciales protestando por la medida implementada desde hace tres semanas por las autoridades del Servicio Penitenciario Provincial (SPP). La mayoría de los "habeas corpus" presentados ya fueron rechazados aunque en los tribunales de Roca no paran de llegar los escritos de los internos que se quejan por la medida.

La resolución que prohíbe que se ingresen estos alimentos data de hace varios años aunque las autoridades penitenciarias decidieron ponerla en marcha nuevamente para reducir el ingreso de pastillas, cocaína y marihuana a los pabellones de los penales. Es que habitualmente este tipo de productos eran utilizados para introducir la droga y para el personal penitenciario resultaba difícil detectarla a simple vista.

"Ninguno de estos alimentos es imprescindible porque habitualmente se les brinda a través de la comida diaria", dijo una fuente penitenciaria consultada por "Río Negro".

SIN “PAJARITO”

El ingreso de cítricos también fue prohibido debido a que los internos los utilizaban para la elaboración de "pajarito", una bebida alcohólica de alto consumo en los pasillos de los centros penitenciarios.

La bebida es elaborada en base a cítricos que se dejan fermentar y luego se los mezcla con alcohol (puro o de quemar) o con pastillas.

Sólo en la cárcel de Roca, este año se secuestraron en distintas requisas litros y litros de estas bebidas que son consumidas y escondida por los propios internos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico