Primeras biólogas recibidas bajo la modalidad virtual

Son Gisela Parra y Ailen Palmeri, flamantes licenciadas en Ciencias Biológicas. Se recibieron por videoconferencia en la sede UNPSJB Comodoro Rivadavia. Ambas recibieron el máximo puntaje académico: 10.

Las nuevas profesionales seguirán en el equipo de investigación del INBIOP con una beca doctoral que les otorgó el CONICET, anunció su directora de tesis, Nadia Arias.

Gisela Parra es primera generación de profesionales universitarios y resaltó el apoyo incondicional de su entorno. "Estoy agradecida a mi familia que ha sido parte esencial del éxito en mi carrera. Trabajaron muy duro para que yo pudiera asistir a congresos y crecer en esto que elegí para mi vida y profesión, que es la biología".

Antes de superar exitosamente la instancia evaluatoria, las estudiantes pasaron días de incertidumbre a raíz de la pandemia por la Covid-19. "Nos estábamos preparando para la defensa presencial y quedando pocos días se interrumpieron las actividades académicas por el contexto epidemiológico", recordaron.

Fue una situación que generó múltiples trámites administrativos en la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud, que hasta esa instancia no tenía un protocolo de actuación que permitiera llevar adelante las defensas virtuales.

Sin proponérselo, entonces, Gisela y Ailen abrieron el camino para las próximas defensas virtuales para tesis de carreras de grado. Si bien se carece del tradicional festejo con harina y huevo, el lado positivo es que permite el acompañamiento de familiares, amistades que desde sus hogares asisten en vivo y en directo por la conexión de streaming.

Asimismo, opinaron que la virtualidad es un alternativa favorable, no solo para los alumnos sino también para los investigadores y becarios en proceso de acreditación.

El 29 de junio, a las 16, Gisela Parra comenzó su exposición frente a un jurado constituido por Sandra Bucci, Vivian Pentreath y Elizabeth Barrientos. La tesis denominada “Fenología, productividad y fisiología de la Salicornia neei y Salicornia magellanica, bajo cultivo experimental", estuvo dirigida por Nadia Arias.

La planta conocida como “espárrago de mar” es una fuente de alimento para humanos y también para el ganado. Gisela pudo concluir que el riego con agua de mar o con aguas salobres con salinidad similares a la de mar, mejoran las características halófitas de las plantas, y que su cultivo sería viable en zonas costeras de la provincia del Chubut.

Dos horas después, Ailen Palmeri presentó ante Mabel Feijoo, Mariana Lanfranconi y Vivian Pentreah la tesis denominada: "Interacción de microorganismos de la filosfera en la absorción foliar de Retanila Patagónica y Coliguaja integerrina en laderas con distinta exposición solar", dirigida por Nadia Arias y Sandra Bucci.

En el dictamen resaltaron la importancia ecológica y regional, el planteo del tema y la metodología para resolver los objetivos propuestos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico