Productores de Km 17 quieren ser propietarios de la tierra

La asamblea de los forestadores y productores de la asociación "Mapu" se llevó a cabo ayer en el Club Palazzo, donde los socios expusieron los problemas que enfrentan para el acceso a la tierra que ocupan desde hace varios años.

Se trata de vecinos que tienen emprendimientos productivos a modo de granjas, en los kilómetros 17 y 18 en el acceso norte a la ciudad. Si bien aguardaron hasta última hora la presencia del intendente Raúl Simoncini al que habían invitado, el jefe comunal no llegó y tampoco los concejales. Sólo estuvo presente el titular regional de Corfo, Claudio Mosqueira, quien recepcionó las inquietudes.
Los vecinos quieren acceder a los servicios básicos ya que por el momento no pueden hacerlo porque no poseen el título de propiedad de los lotes que ocupan.
No obstante todos tienen el expediente tramitado en el municipio y es desde donde esperan las respuestas.

UN RECLAMO QUE LLEVA SEIS AÑOS
La presidente de «Mapu», Justina Quintero, y la secretaria, Patricia Molina, brindaron precisiones sobre el encuentro al que también habían invitado a los ediles Héctor Cercós, Ana Iturra y Ricardo Trovant que no concurrieron a esta segunda asamblea.
«Siempre los invitamos y nunca mandan a ningún representante», se quejó Quintero quien expresó que la petición de los granjeros de los Km 17 y 18 es el acceso a los servicios.
«Somos granjeros y trabajamos duro, y lo que queremos pedirles es el agua y la luz, y el derecho de ocupante, hace años que esperamos y no hay respuesta de nada», agregó.
Además indicaron que las autoridades no visitan esos sectores y hace poco vieron que comenzaban a realizarse trabajos de mensura pero «después queda todo en nada, necesitamos agua porque se nos secan los arboles, invertimos y después perdemos todo».
Por ahora los vecinos tienen que obtener el agua «pinchando» un caño de agua potable. «La SCPL lo sabe y con eso nos mantenemos porque tenemos granjas, criaderos de conejos y de chanchos», dijeron.
Los forestadores piden el servicio, aunque «si nos quieren poner medidores que nos pongan, asi será otra forma de cuidar el agua», aseveró Quintero.

"LOS SUEÑOS SE HACEN REALIDAD"
No descartan los vecinos tomar medidas llegado el caso, ya que están muy frustrados de «escuchar al intendente que dice que los sueños de hacen realidad y le pedimos que nuestro sueño es tener el derecho de ocupante».
Todos tienen número de expediente en Tierras: «hemos hecho todo como corresponde y queremos que decidan si nos van a dar un derecho de ocupante o si nos van a vender las tierras, pero que nos den el título, porque somos como ocupantes ilegales después de seis años de luchar por un lote», acusó Molina.
Son unos 300 socios los que tiene «Mapu», pero viviendo en los Km 17 y 18 hay unas 1.500 personas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico