Puericultoras, vigiladores y porteras reclaman pago de sueldos a provincia

Puericultoras y vigiladores del Hospital, además de porteras y personal de mantenimiento de escuelas, se manifestaron ayer en distintos sectores de Caleta Olivia reclamando el pago de haberes atrasados, que en algunos casos superan los dos meses.

Caleta Olivia (agencia)
Una de las protestas tuvo lugar en la sede de la Supervisión de Escuelas que fue tomada pacíficamente por 36 trabajadores pertenecientes a las cooperativas 8 de Marzo, O-12 y Aequita, quienes de desempeñan indistintamente como porteras y personal de mantenimiento de escuelas públicas y desde hace tres meses no perciben sus haberes.
Estas cooperativas comenzaron a funcionar hace poco más de dos años y, según indicaron los voceros, “los inconvenientes en el cobro se incrementaron luego de las elecciones de octubre”.
Los trabajadores dijeron que se les adeuda los haberes de febrero y marzo, y creen que también tendrán dificultades para cobrar los de abril, teniendo sólo la promesa del Consejo Provincial de Educación de cobrar hoy sólo un mes, aunque ya descreen en ese compromiso.
Su tarea consiste específicamente en realizar limpieza, mantener las instalaciones y brindar la copa de leche en las escuelas de EGB, polimodales y jardines de infantes de esta ciudad.

VIGILADORES
A poco menos de una cuadra, los vigiladores del Hospital Zonal de Caleta Olivia mantenían una guardia mínima, reclamando el pago de sueldos del mes de marzo por parte de empresa privada que desde hace nueve meses no recibe los fondos que le adeuda el Gobierno provincial por la prestación de servicios.
Los sueldos anteriores fueron cancelados con fondos propios de Rams (empresa a la que pertenecen), pero este mes resulta dificultosa para la misma poder seguir en esa situación, señalaron sus voceros.
Esta problemática afecta a unos 15 trabajadores que cumplen turnos rotativos en el hospital público y temen ser despedidos ya que  Rams no estaría en condiciones de continuar afrontando el pago de haberes. La situación se tornó tensa, a tal punto que en la sala de guardia del nosocomio ayer comenzaron a colocarse pancartas de protesta.

PUERICULTORAS
Finalmente, a menos de cuatro cuadras del Hospital, en el barrio Miramar, un grupo de puericultoras que prestan servicios en el Jardín Maternal “Virgen del Valle” que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, también reclamaban que se les pague los salarios de febrero y marzo.
Las mismas señalaron que son 24 y que algunas integrantes del grupo viajaron a Río Gallegos para plantear su problemática ante autoridades provinciales y como no tenían fondos para quedarse en un hotel decidieron acampar en la vía pública. Además, se sintieron agredidas por un funcionario del citado Ministerio, Pablo Gordillo, ya que cuando le solicitaron que les facilitara un albergue, el mismo les dijo que “primero deben retractarse de sus dichos, porque son unas mentirosas”, según contaron las trabajadoras que permanecen en Caleta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico