Puerto Madryn ya comenzó a instalar SUBE, Comodoro lo haría en marzo

El 29 de enero pasado y tras una reunión con funcionarios del Ministerio del Interior y Transporte se había anunciado que Puerto Madryn y Comodoro serían las dos primeras ciudades de la provincia en contar con el Sistema Unico de Boleto Electrónico. Mientras que en la primera ya comenzó la puesta en marcha, Comodoro deberá aguardar algunas semanas e invertir 14 millones de pesos. Se especula que el lanzamiento del sistema a nivel local llegará asociado a la visita de Florencio Randazzo este mes.

 Puerto Madryn comenzó con la instalación de la SUBE y será la primera ciudad de la provincia en contar con el sistema. La clave está dada en que a diferencia de lo que sucede en Comodoro, los monederos electrónicos con los que cuenta la empresa Benítez- Bellini, concesionaria del transporte, son totalmente compatibles con el sistema nacional, con lo que sólo es cuestión de software y algunos detalles operativos como los puntos de expendio y recarga de las tarjetas.

En Comodoro en cambio, que debe adecuarse con celeridad al sistema para poder percibir los subsidios nacionales dada una resolución del Ministerio nacional marco, la operatoria es más compleja y se requiere una inversión primaria de 14 millones de pesos, ya que, como se indicó, el sistema de las máquinas adquiridas a Coin Control no es compatible con el que utiliza el SUBE. Así, es necesario el reemplazo de toda la tecnología o la instalación de nuevas máquinas conviviendo con las actuales ya que la vigencia del sistema nacional no inhibe a la concesionaria de seguir expendiendo los boletos no subsidiados con sus monederos actuales.

Como en varias ciudades turísticas, en Madryn la instalación del sistema SUBE comenzó en plena temporada, con el apoyo del Gobierno provincial que había anunciado este plazo de instalación el 29 de enero, tras una reunión con funcionarios del Ministerio Nacional de Transporte. En esta etapa, se avanza con la instalación de la tecnología y todas las unidades estarán equipadas en los próximos 5 días, mientras que será plenamente utilizable a comienzos del mes de marzo, una vez capacitados los choferes y difundido a la población el nuevo sistema, que inicialmente funcionará de modo dual, admitiendo las tarjetas de uso actual entre los pasajeros madryneses.

Según informó Julio Otero, secretario de Transporte Multimodal, la instalación del SUBE tiene un financiamiento de entre el 70% y el 80% de Nación, y el restante debe aportarlo cada jurisdicción, de allí que se avance en la firma de convenios para poder instalarlo en todo Chubut, ya que será la Provincia quien asumirá ese costo diferencial que deberían absorber las municipalidades.

COMODORO ESPERA

A RANDAZZO

Comodoro deberá aguardar algunos días más para contar con el sistema y se especula que de hecho podría confirmarse el lanzamiento del SUBE a nivel local en el marco de la visita del ministro Florencio Randazzo, que se espera para los últimos días del mes.

La comuna ya había rubricado en enero el convenio respectivo con la cartera y se había informado del avance en la adquisición de maquinaria para poder tener instalado el sistema en este mes de febrero tras una inversión primaria de 14 millones de pesos, aplicable tanto al equipamiento como a los puntos de venta, a pesar de que SUBE admite la recarga también en locales del tipo Rapipago y Pago Fácil.

En la ciudad, el sistema resulta doblemente obligatorio: la ordenanza que aprobó la última suba del boleto determinaba que debería estar implementado el sistema para poder bonificar hasta un 30% del costo del pasaje a los usuarios cuando este llegara a los $5, cifra vigente de la segunda etapa de la suba (de un total de 3), es decir desde el 1 de diciembre, aunque el plazo impuesto a la comuna no llegó a cumplirse.

La otra imposición legal surge del propio Ministerio de Interior y Transporte, que en diciembre pasado emitió una resolución que determina la obligatoriedad de instalación para “acceder y mantener el beneficio del precio diferencial del gasoil”, y “será una condición necesaria para acceder y mantener el derecho a percepción de los bienes fideicomitidos del Sistema Integrado de Transporte Automotor (SISTAU)”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico