¿Qué esconde la psiquiatra de Maradona en su teléfono?

Los fiscales que investigan las circunstancias de la muerte de Diego Armando Maradona comenzaron a peritar este lunes los dos teléfonos celulares secuestrados a la psiquiatra Agustina Cosachov.

Cosachov es una de las dos profesionales responsables de la salud del exastro futbolístico en la internación domiciliaria que se montó en el country de Tigre donde falleció en noviembre pasado.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que se trata de dos teléfonos celulares marca Iphone (un 6 Plus y un SE), los cuales habían sido secuestrados en la casa de Cosachov el 1 de diciembre pasado, en el barrio porteño de Palermo.

Según las fuentes, se trata de un peritaje que llevan a cabo expertos en informática de la Policía Judicial, que intentan acceder a la información de ambos celulares introduciendo claves de forma manual.

Es que esos teléfonos ya habían sido peritados el 11 de diciembre pasado con el UFED (Dispositivo Universal de Extracción Forense, según sus siglas en inglés), pero solo se logró acceder a la información que había en ese momento en los celulares, pero no a los datos guardados en el Icloud, es decir en la nube, ya que tenía una contraseña que no fue aportada por la psiquiatra.

"Tenía información encriptada y la encriptación no permite visualizar el contenido de la información extraída del celular con UFED", dijo a Télam un investigador, quien explicó que la maniobra para guardar la información fue realizada el día posterior al allanamiento que realizaron los fiscales a la casa del médico Leopoldo Luque, el otro médico involucrado en la causa.

Los expertos en informática lograron determinar que el 30 de noviembre pasado a las 9 de la mañana, la psiquiatra realizó una copia de seguridad de ambos teléfonos y colocó una clave, distinta a la de apertura de los teléfonos, por lo que todos esos datos guardados no pudieron ser visualizados.

La idea es poder extraer toda la información referida a los tratamientos médicos de Maradona contenida en los celulares, las PC y tablets secuestradas en el marco de la investigación, así como también las comunicaciones y mensajes que hayan tenido las personas investigadas sobre los momentos previos, concomitantes y posteriores al deceso del 'Diez'.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico