¿Qué hacer durante una tormenta eléctrica?

Frente al alerta del Servicio Metereológico Nacional sobre condiciones adversas en el norte de la Patagonia, se difundieron recomendaciones.

Para este lunes a la noche y para mañana, martes, el Servicio Meteorológico Nacional informó que continuarán en gran parte de la Patagonia las altas temperaturas con condiciones de inestabilidad y tormentas secas con actividad eléctrica que muy probablemente llegue al sur de Chubut.

Ante estos sucesos climáticos y tras lo ocurrido cuando una menor de 11 años murió en Plottier, después del impacto de un rayo, se brindaron a la población una serie de recomendaciones de protección ante una tormenta eléctrica, basadas en la norma 3530:1994 que desarrolló IRAM.

En primer lugar, esta norma destaca la necesidad de no exponerse a una tormenta eléctrica.

En caso de tener que buscar refugio se recomienda que sea:

• En una casa u otro establecimiento que estén protegidas contra rayos, manteniéndose alejado de puertas y ventanas abiertas.

• En refugios bajo tierra tales como: subterráneos, túneles, y cavernas, entre otros.

• En grandes construcciones con estructuras metálicas.

• En grandes construcciones no protegidas.

• En automóviles cerrados, y en otros vehículos con techo y carrocerías metálicas.

• En trenes o tranvías metálicos cerrados.

• En el interior de embarcaciones metálicas cerradas.

• En embarcaciones protegidas contra rayos.

• En calles de ciudades que estén escudadas por la edificación circundante, preferentemente deteniéndose junto a un muro de un edificio alto.

• Evitar las pequeñas construcciones no protegidas, como cobertizos, tinglados, carpas, toldos o refugios temporarios; remolques, acoplados, abiertos o no metálicos

¿Dónde no conviene refugiarse?

Se indica que hay ciertos lugares y actividades que son extremadamente peligrosos por lo que deberían evitarse por completo. Estos sitios son:

• Cimas o laderas de colinas o lomas.

• Zonas en la parte superior de un edificio, cerca de puertas o ventas abiertas, estufas, chimeneas, cañerías, piletas de lavar y radiadores de calefacción, entre otros.

• Campos abiertos, campos deportivos, o campos de golf, playas de estacionamiento, canchas de tenis, piletas de natación, lagos, y costas.

• Cerca de alambrados, tendederos, cables aéreos en general, vías ferroviarias, líneas eléctricas o telefónicas, molinos, rejas de metal, conductores de bajada de pararrayos.

• Debajo de árboles aislados, o a una distancia menor que dos veces la altura máxima del árbol.

• Evitar el contacto con equipos eléctricos conectados, teléfonos, y cañerías sanitarias. Además, se recomienda cancelar el uso de elementos metálicos tales como: cañas de pescar, palos de golf; y el trabajo con materiales inflamables en recipientes abiertos.

También se explicó que hay indicadores que un rayo está próximo a caer en el cuerpo humano, expuesto en zona de tormenta y aislado, que son la sensación que los cabellos se electrizan o un hormigueo en la piel.

Ante esta situación, la persona se debe arrodillar y doblar hacia adelante, poniendo las manos sobre las rodillas. No debe quedar acostado sobre el suelo ni poner las manos sobre el piso.

En caso que una persona sea alcanzada por un rayo se la puede revisar y revivir mediante una inmediata respiración boca a boca o masaje cardíaco. Si bien puede presentar quemaduras, el cuerpo humano no retiene carga eléctrica alguna, por lo que se la puede tocar sin correr riesgo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico