Quedaron libres los jóvenes que robaban placas en el cementerio

El bronce, cobre y aluminio lo reducían en una chatarrería. Fueron descubiertos el miércoles y en el apuro por huir descartaron una mochila.

La funcionaria de fiscalía, Verónica Alabart, imputó a dos jóvenes por el robo de placas ocurrido en el cementerio de la ciudad de Trelew. De acuerdo a lo relatado por la funcionaria, el miércoles 30 de marzo, alrededor de las 14.30, Daniela Calcavechia y Rodrigo Quiñones se acercaron al cementero municipal y ejerciendo fuerza sustrajeron placas de bronce, cobre y aluminio de diversas tumbas y nichos, introduciendo luego los elementos en dos mochilas.

Su acción fue observada por un empleado del lugar, quien al llamarles la atención aceleró su huida, tanto que arrojaron una de las mochilas. Posteriormente se acercan a una parada de taxi, abordando un vehículo que los lleva hasta la intersección de Eva Perón y Galina, donde existe una chatarrería propiedad de Miguel Angel Otero, a quien le vendieron cinco placas metálicas rectangulares de defunción por la suma de 6.500 pesos.

En esas circunstancias son aprehendidos por personal de la Brigada de Investigaciones que se mantenía al tanto de la situación, informados por el Centro de Monitoreo. Recuperaron las placas que fueron entregadas voluntariamente por el propio chatarrero Otero, quien trató de despegarse de la situación.

Posteriormente se realizó una inspección ocular en el cementerio municipal, donde se recuperó una mochila con ocho placas y una estaca metálica que se utilizaba para forzar la extracción de las mismas, y junto al director del lugar constataron los sitios donde habían sido sustraídas. El funcionario manifestó que un día antes ya habían dado cuenta de que algo sucedía pues se advertían faltantes similares en varias tumbas y nichos.

La funcionaria fiscal Alabart señaló que la calificación es por el delito de robo en el marco de los artículos 164 y 45 del código penal, pidió la apertura de investigación, la que estará a cargo de la fiscal general Griselda Encina y de la procuradora de fiscalía Silvana Lagarrigue, y al no registrar ningún tipo de antecedentes no se solicitó medida de coerción.

En su resolución, el juez Fabio Monti determinó la apertura de investigación, lo que no fue objetado por el defensor Lisandro Benítez, y dispuso la libertad de ambos jóvenes, que estarán sujetos a lo que vaya determinando el proceso penal correspondiente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico