Quedó con prisión preventiva imputado de homicidio

En sala de oficina judicial ubicada en el tercer piso de tribunales de Trelew se llevó adelante la audiencia de control donde se imputó a Hugo Nahueltripay por el homicidio ocurrido el sábado en un sector del barrio Inta, donde resultó víctima Facundo Velázquez.

De acuerdo al relato efectuado por la fiscal general Carolina Marín, ese día cerca de las 7.50, la víctima, el agresor y una mujer se encontraban en el domicilio de esta última, generándose una discusión donde imprevistamente Nahueltripay toma un cuchillo y le aplica tres estocadas a Velázquez, además de golpes de puño y patadas. Quien era agredido intentó escapar, mientras era perseguido por el agresor, rompiendo entre ambos un ventanal, por lo que Velázquez cae perdiendo abundante sangre.

La mujer intentaba mediar en la agresión y al no lograrlo avisó a la policía, que en forma inmediata se hace presente en el lugar, observando cómo Nahueltripay con sus manos ensangrentadas trataba de escapar en su motocicleta, y la propietaria de la vivienda corría con el mismo fin detrás de él, con manchas de sangre en sus prendas. Allí son detenidos y la policía se percata de que Velázquez yace agonizando, arribando a los pocos instantes la ambulancia que lo traslada al hospital zonal, sin poder evitarse la muerte de la víctima, ocurrida cerca de las 8.40.

Dejó constancia la fiscal que la mujer contó detalles de lo ocurrido en un principio sobre circunstancias de modo, tiempo y lugar, responsabilizando a Nahueltripay por lo ocurrido, pero luego y al momento de tomársele declaración para firmar el acta se desdijo buscándolo favorecer en su situación, por lo que fue imputada por encubrimiento debido a favorecimiento personal agravado en carácter de autora. De todas formas, la fiscal no pidió medidas coercitivas para ella.

En cambio para Hugo Nahueltripay la imputación es la de homicidio simple en condición de autor, y solicitó la prisión preventiva mientras dure la investigación al argumentar sobre la gravedad de lo sucedido y la expectativa de pena, que no bajará de los ocho años de prisión. Por su parte, el defensor Javier Allende manifestó que podría neutralizarse con un arresto domiciliario y adujo que existen elementos para considerar en el futuro una legítima defensa y exceso en tal sentido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico