Quedó en prisión uno de los detenidos por el "boquete" en el supermercado

Martín Florentín Ayala, a quien la policía persiguió siete cuadras, permanecerá en prisión preventiva en la Seccional Séptima, mientras avanza la investigación de la causa. El otro aprehendido, Matías Palomo, fue imputado y recuperó la libertad.

Martín Florentín Ayala, uno de los dos detenidos en la madrugada del viernes por personal policial de las comisarías Cuarta, Sexta y Séptima, como presunto autor del robo cometido a través de un boquete en la sucursal del supermercado La Proveeduría de Los Duraznos y Los Damascos, del barrio San Martín, fue sometido a audiencia de control de detención y formalización de la investigación y la jueza Mariel Suárez le dictó dos meses de prisión preventiva.

El delito que investiga el Ministerio Público Fiscal se diferencia del robo boquetero en grado de tentativa ocurrido el jueves a la madrugada en la pesquera Mar del Chubut del barrio Industrial –donde se recuperó el botín y el sospechoso detenido fue dejado en libertad tras la audiencia de control-, porque en el caso de La Proveeduría no apareció un teléfono celular sustraído del local. Se presume que fue llevado por un tercer implicado. De esa manera, la causa se caratuló como un robo consumado, ya que el botín no apareció por completo.

Hay que sumarle que en este caso los presuntos autores fueron al menos tres y de esa manera conforman una banda, lo que agrava el delito en lugar poblado y en banda que la Justicia les puede imputar.

Florentín Ayala fue detenido luego de siete cuadras de persecución y con uno de los teléfonos sustraídos entre sus prendas de vestir, pero otros de los teléfonos robados no apareció. También en el predio contiguo al supermercado fue detenido Matías Palomo, de 20 años, quien quedó en libertad tras la audiencia de control judicial.

La policía constató daños en el techo de chapa del comercio y en el sistema de alarmas. La intención era llevarse una caja fuerte que no alcanzaron a sacar del lugar, como quedó registrado por las cámaras de video del local.

“La caja que intentaron llevarse en La Proveeduría pesa unos 200 kilos, la levantaron y se les cayó, fue un robo bastante improvisado”, dijo el comisario de la Seccional Séptima, Javier Loyola luego de las detenciones.

La policía investiga si estos sospechosos guardan relación con un robo similar perpetrado en el corralón de materiales de Neomat, en Kilómetro 4, donde el miércoles a la madrugada boqueteros entraron por el techo de chapa y desactivaron el sistema de alarmas para llevarse una pequeña caja fuerte que contenía 57 mil pesos. También se investiga si están vinculados con el intento de robo al supermercado La Anónima en Rada Tilly, bajo la misma metodología, registrado el pasado domingo.

Palomo quedó en libertad luego de la imputación de la Fiscalía, pero ligado a proceso mientras que Florentín Ayala permanecerá detenido en la Seccional Séptima en procura de que la que el Ministerio Público Fiscal pueda culminar su investigación sin peligros procesales.

En este caso al Fiscalía pudo pedir la prisión preventiva de uno de los imputados porque las características del caso reunían los agravantes y los requisitos para cautelar el proceso, lo que según el jefe de fiscales, Juan Carlos Caperochipi no había ocurrido con el caso de José Luis Isarrualde en la pesquera Mar del Chubut, en donde el robo había sido en grado de tentativa, la expectativa de pena está por debajo de los tres años de prisión efectiva y el imputado no tenía antecedentes, argumentó el representante del Ministerio Público.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico