¿Quién se quedó con el medio millón de euros del pase de Paredes?

Después de que a Boca le robaran 519.000 euros del pase de Paredes todavía no hay novedades sobre los que se quedaron con el dinero. La Justicia argentina no recibió respuesta desde México. 

En enero de 2019 Leandro Paredes pasó del Zenit de Rusia al poderoso Paris Saint Germain de Francia. El club parisino había pagado una cifra cercana a los 40 millones. Paredes, que usa la camiseta número 5 en la Selección argentina y la 8 en el equipo en el que juegan Mbappé, Neymar y Ángel Di María, surgió de las inferiores de Boca Juniors. Y es por ello que a la entidad de la Ribera le iban a tocar 1.299.377,48 euros que debía pagar el club francés.

El pago está estipulado por el artículo 21 y el anexo 5 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA. Se lo conoce como contribución de solidaridad por los derechos de formación de los jugadores.

TRES PAGOS

En 2019 a Boca lo presidía Daniel Angelici. Fue entonces cuando se acordó pagar la millonaria suma en tres cuotas. La primera de 519.750,99 euros fue acordada para el 6 de marzo de 2019. La segunda de 259.875,50 debía abonarse en agosto de 2019 y la tercera, de un monto similar a la primera, se pactó para agosto de 2020.

Lo cierto es que la primera cuota nunca fue cobrada por Boca aunque sí fue pagada por Paris Saint Germain. El dinero -tal como reveló Infobae- viajó a una cuenta creada por alguien que estafó al club argentino. En el intercambio de mails para que Paris Saint Germain recibiera los datos para hacer la transferencia se mezcló una persona que creó una dirección de correo electrónico similar a la de un empleado del club porteño. Mediante esa maniobra envió información falsa al encargado argentino de ultimar los detalles de la transferencia de euros desde Francia a la Argentina.

De eso se dieron cuenta los dirigentes de Boca cuando, al reclamar al pago de la primera cuota a sus pares de Paris Saint Germain desde Francia explicaron que habían mandado el dinero a dónde se les había indicado. En Boca descubrieron que los datos para hacer la transferencia fueron enviados al encargado del trámite desde una cuenta que simulaba ser de un empleado del club pero en realidad el dominio de su correo electrónico era bocajuniors.com.an, bocajunions.com.ar o bocajunoirs.com.ar, en vez de bocajuniors.com.ar.

Los directivos boquenses cayeron en la cuenta de que habían sido víctimas del engaño informático conocido como Business Email Compromise (BEC). La trampa consiste en utilizar casillas de correo que difieren en una letra de las corporativas y de ese modo hacerse pasar por un directivo/ empleado de la compañía o club. A partir de una cuenta falsa pero muy parecida a las verdaderas, se entabla una conversación o se interviene en conversaciones de otros que no notan que la cuenta es apócrifa. Habitualmente la estafa tiene la intención de desviar transferencias de dinero. Hecho que sucedió en el caso de Boca y Paris Saint Germain.

VIA MEXICO

Los franceses explicaron lo sucedido y acompañaron los mails en los que establecieron que el dinero se había pagado. Pero nunca le había llegado a Boca. Fue luego de la comprobación de que desde una cuenta similar a la de un empleado de Boca se habían enviado los datos para hacer la transferencia, los dirigentes de Boca hicieron una denuncia que le tocó al juez federal Ariel Lijo y al fiscal Federico Delgado.

La información llegada desde Francia aseguraba que el depósito se había enviado a una cuenta bancaria en México a nombre de una firma denominada OM IT Solutions S.A de CV. Previo a su llegada a México el dinero había pasado por una cuenta -que oficiaba como corresponsal- del Citibank en Nueva York que pertenece a la también mexicana Vector Casa de Bolsa.

A partir de esa información Lijo envió exhortos para pedir la colaboración judicial de tres países y de ese modo lograr identificar a los que se quedaron con los euros. Además se tomaron declaraciones testimoniales de los empleados de Boca que participaron en los intercambios de mails.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que alguien del club que manejaba buena información interna “contaminó” los mails para mandar el dinero a la cuenta en el exterior. Aún se esperan los resultados de un peritaje informático para analizar el contenido de las computadoras de los empleados de Boca involucrados en el hecho.

El juez Lijo pidió por exhorto interrogar en Francia a Lucas Vigneron, Grégory Durand y Nicolás Meynier quienes intervinieron en nombre del Paris Saint Germain en la negociación con Boca por el pago acordado. Ese exhorto fue respondido desde Francia y los franceses reafirmaron lo que antes habían explicado por mail: que ellos siguieron las instrucciones llegadas desde La Boca. Además se abrió un caso judicial en Francia para investigar lo sucedido.

El juez también pidió colaboración a las autoridades mexicanas para saber a quién pertenece la sociedad OM IT Solutions S.A de CV ya que en una cuenta de su propiedad se depositó el dinero. También solicitó toda la información relacionada con transferencias y otros movimientos realizados desde enero de 2019 hasta que comenzó la investigación en mayo de 2019. Según explicaron a Infobae fuentes judiciales, todavía -cuando pasaron dos años- no se recibió ninguna respuesta del pedido que hizo Lijo a México.

Lijo también envió un exhorto a Estados Unidos para tratar de determinar quién está detrás de la cuenta por la que pasó el dinero en Nueva York. Ante el pedido original de información desde Estados Unidos contestaron con una solicitud de precisiones sobre la situación con los correos de Boca y Paris Saint Germain. El juzgado de Lijo le corrió vista a Boca en su carácter de querellante para que brindara la información solicitada. A aquella primera contestación desde Estados Unidos volvieron a requerir más detalles.

Es decir que Francia envió todo lo solicitado, Estados Unidos pidió más precisiones y México no contestó a los requerimientos hechos desde el edificio de Comodoro Py para tratar de determinar quién se quedó con el dinero que era de Boca. Mientras tanto el tiempo pasa y los que se hicieron de aquel más de medio millón de euros del pase de Paredes están tranquilos. Al menos por ahora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico