Quilmes: Mató a su ex delante de sus dos pequeños hijos y luego se suicidó

Una mujer fue asesinada a puñaladas frente a sus dos hijos pequeños (de 6 y 8 años) al ser atacada por su exesposo, quien luego se suicidó. Si bien la primera versión señalaba que ambos se habían apuñalado entre sí, se estableció a través de las imágenes de una cámara de seguridad que el hombre se quitó la vida luego de asesinar a su exmujer. 

El femicidio ocurrió el domingo a la mañana en un domicilio ubicado en la calle Catamarca al 3900, del barrio quilmeño de La Cañada. La mujer fue identificada como Lía Aguirre García (32), de nacionalidad boliviana, quien vivía junto a sus dos pequeños hijos. El llamado de un vecino a la policía, les describió que los dos niños se encontraban en estado de pánico tras haber presenciado una pelea entre su madre con su padre, Mauricio Beltrán Saravia (53), también nacido en Bolivia, y quien estaba separado de la mujer. Este vecino contó a los efectivos que los niños le habían dicho que "su padre habría matado a su madre" minutos antes.

La fiscal de turno, Mariana Curra Samaniego, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Quilmes, dio el aval para ingresar a la propiedad, en la que funciona un local poli rubro y una casa en la parte posterior. Al ingresar, los policías encontraron los cuerpos de la víctima y del femicida junto a una pistola marcha Thunder calibre .380, con un cargador junto a ella, y una cuchilla con manchas hemáticas.

“El la amenazaba constantemente, a veces psicológicamente, la amenazaba de muerte. Mi hermana siempre decía que no quería morirse”, dijo a C5N Marina, la hermana de Lía. La mujer explicó que su hermana estuvo en pareja entre “diez y once años” con el padre de sus hijos, pero que “hacía un año” que estaban separados porque él se había ido a vivir a “otro país”, aunque más tarde regresó y amenazó a Lía con sacarle a sus hijos. Contó que en algún momento Lía había logrado “con abogados” obtener una orden de restricción perimetral para Beltrán Saravia pero que luego “como era manipulador, se hizo el bueno y los convenció de ver a los chicos de buena manera”.

Al hombre le tocaba domingo pasar el día junto a sus hijos y los fue a buscar a la casa de su exesposa. Para Marina, “vino directamente a matarla”, y además confirmó que sus sobrinos fueron testigos de todo y que, pese a que sabían que se había suicidado, los chicos decían sobre su padre: “Nos va a venir a matar a todos”.

Según la investigación, cuando llegó Beltrán Saravia, "hubo una discusión entre ellos y el hombre disparó, pero el arma se trabó. En el lugar se hallaron casquillos percutidos que se cree que se escuchó el estruendo pero no salió el disparo".

Si bien una primera versión indicó que la mujer agarró una cuchilla que tenía en el local y le aplicó al hombre cinco puntazos en la zona del tórax, uno de los cuales lo hirió en el corazón, tras el análisis de las cámaras de seguridad del local se conoció que el hombre se quitó la vida tras apuñalar a su exmujer. Las fuentes indicaron que la mujer fue apuñalada con una cuchilla al menos 10 veces en la zona del pecho, lo que le produjo la muerte en el lugar.

En tanto, el hombre se infligió cuatro puntazos en la zona del corazón, por lo que se desvaneció y murió en el lugar frente a sus dos hijos. "Ella cayó muerta en el lugar mientras que él deambuló por el local, logró salir para ir para la casa y cayó fallecido en la parte de atrás", detalló uno de los investigadores consultados.

La primera hipótesis que manejaron los investigadores apuntó a doble homicidio ya que los peritajes determinaron que ninguna de las heridas que presentan las víctimas habían sido autoprovocadas. Tras el análisis de las cámaras de seguridad del local y conocerse el desenlace fatal, se confirmó que se trató de un femicidio seguido de suicidio, según explicó un vocero judicial.

Voceros judiciales señalaron que la pareja mantenía una relación conflictiva tras la separación y que el hombre tenía una denuncia en el Juzgado de Familia. "Existe una restricción que no se pudo notificar porque no se encontró al hombre, aunque mantenían el régimen de visita con los chicos", detalló un investigador.

Por su parte, la fiscal Curra Samaniego caratuló al expediente como "femicidio seguido de suicidio" y aguardaba para las próximas horas los resultados de una serie de diligencias, entre ellas, el informe preliminar de las autopsias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico