Readecuarán los costos de las obras del estadio del Centenario

“Aunque quisiéramos no podemos cambiarlo de lugar. Tenemos que dejarlo donde está”, admiten en el municipio sobre el estadio del Centenario que comenzó a construirse sobre la avenida Yrigoyen. Sin muchos rodeos los técnicos que hoy se ocupan de la diagramación urbana de la ciudad reconocen que ese no fue el mejor lugar elegido para ejecutar el emprendimiento.

El movimiento vehicular del sector es la principal causa de preocupación para un lugar que fue diseñado para albergar hasta a 10 mil personas.
Desde el inicio de la nueva gestión los trabajos se paralizaron. En la Secretaría de Infraestructura reconocieron ayer que es porque están realizando los trabajos de readecuación presupuestaria, una tarea que el ex intendente Raúl Simoncini había acordado mediante convenio con el Estado nacional y que, sin embargo, después no se cumplió.
Originalmente la obra había sido presupuestada en 30 millones de pesos pero por las dilaciones de la economía del país se supone que ahora esa cifra está muy lejos de lo que realmente se necesita para concluir con el proyecto.
En la Municipalidad sostienen que reactualizar los costos del emprendimiento demandará por lo menos dos meses más. Con los nuevos números hay que volver a realizar las gestiones ante el Ministerio de Planificación donde se insiste que están garantizados los fondos para que Comodoro tenga finalmente su estadio.
El problema es que la tarea de los técnicos contables podría estar finalizada recién para abril, cuando se aproxima la época invernal y donde las constructoras suelen paralizar sus actividades.
El traslado de la Terminal de Omnibus de larga distancia es otra de los emprendimientos del gobierno anterior que tiene dificultades para sostenerse en esta administración.
Sin embargo en este caso como solamente se había comenzado con el proceso para licitar la construcción de un nuevo edificio en Kilómetro 4, se considera que no habría tanto problema en dejar atrás la idea.
También en este tema se remarca que el sector que había sido seleccionado para instalar la nueva terminal es inviable por múltiples razones tales como las dificultades de acceso en un sector más que complicado por el tránsito.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico