Real Madrid se quedó con el clásico ante el Barcelona

Le ganó 2-1 en el marco de la 10ª fecha del campeonato español de fútbol de Primera división. Los goles los marcaron David Alaba y Lucas Vázquez. El tanto del equipo "culé" fue obra del argentino Sergio Agüero.

Real Madrid disfrutó este domingo de una victoria especial en el clásico del fútbol español con un planteo ordenado y efectivo, que le permitió superar 2-1 a Barcelona gracias a las conquistas de David Alaba y Lucas Vázquez mediante contragolpes letales.

Los de Ronald Koeman tomaron la iniciativa y buscaron la manera de quebrar la defensa, mientras su rival se dedicó a esperar. Si bien pasó zozobras por una llegada clarísima de Sergiño Dest dentro del área que desperdició con su disparo alto, el conjunto blanco supo llevar, a su manera, peligro al arco defendido por Marc-André ter Stegen.

Vinicius Junior fue de lo más desequilibrante y obligó a los marcadores del Barça a mantener plena atención, a pesar de que el joven brasileño no contó con una chance nítida. Karim Benzema también estuvo presente en el área y arrastró marcas, a la vez que Luka Modric y Toni Kroos orquestaron los avances de la visita en el Camp Nou.

La postura de los dirigidos por Carlo Ancelotti dio sus frutos a partir de un balón que cedió el local en la puerta del área merengue: salieron eyectados, el balón derivó en Rodrygo y éste aportó el pase preciso en el momento justo para que el austríaco Alaba, quien escaló por izquierda, se despachara con un zurdazo cruzado que evadió la estirada del arquero alemán.

Posteriormente, Gerard Piqué fue otro de los jugadores del elenco catalán que desaprovechó la oportunidad: la pelota le quedó dentro de la zona de gol y lamentó no haber podido igualar el marcador.

El técnico neerlandés intentó darle más creatividad a la ofensiva con la inclusión de Philippe Coutinho y así poder asociarse con los inquietos Ansu Fati y Memphis Depay. Sin embargo, les costó crear una situación que amenazara con seriedad a Thibaut Courtois.

Del otro lado, el Madrid se mantuvo paciente y se acercó con el insistente Vini Jr., la energía de Rodrygo y la aparición del uruguayo Federico Valverde.

Aunque el ingreso de Sergio Agüero intentó cambiar la intensidad y renovar el aire en la ofensiva del dueño de casa, los de Koeman quedaron lejos del empate, volvieron a caer tras dos triunfos seguidos por Liga y Champions y volvieron a llenarse de dudas.

En el tiempo de descuento, el Barça estuvo a punto de conseguir su meta, pero el intento de Piqué no encontró red y, nuevamente de contra, la visita se escapó con Marco Asensio: su disparo de zurda provocó el rebote de Ter Stegen y la posterior aparición de Lucas para sentenciar la historia.

A falta de pocos segundos, el descuento del “Kun” Agüero no alcanzó para revertir el resultado: pudo derribar por fin a la muralla blanca y decoró el resultado.

Real Madrid logra un importante resultado para la parte anímica y celebra un éxito destacado en el choque entre los colosos de España.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico