Rechazan la reincorporación de cuatro empleados deshonestos

El escándalo se produjo en la delegación del IPV en Comodoro Rivadavia. Se trata de cuatro involucrados en una causa por corrupción, falsedad ideológica e incumplimiento de deberes de funcionario público.

En las últimas horas trascendió la nota que los coordinadores del grupo S.0.S Casa Familiar le enviaron al gobernador Mariano Arcioni solicitando la "desvinculación/despido" de los cuatros empleados que formaron parte de coimas en la entrega de viviendas del IPV entre 2011 y 2014.

En el texto destacan que "personal de esta calidad carece de honestidad y lealtad al bien común, generando incluso la falta de entrega de viviendas a familias que cuentan con real necesidad y con un tiempo de espera de inscripción, en algunos casos de más de 36 años".

Los empleados señalados son Darío Acosta, Raquel Antimilla, Vanesa Medina Consoli y Claudia Leonori.

Todos estuvieron involucrados hasta febrero de 2019 en la causa que terminó condenando a Abel Reyna a 3 años de prisión efectiva e inhabilitación perpetua para ejercer cargos y empleo público por maniobras ilegales en la adjudicación de 81 viviendas del Barrio Ciudadela de Comodoro Rivadavia. El juicio concluyó en abril de ese mismo año.

Antes de la apertura del debate en febrero 2019 los cuatros empleados involucrados en las maniobras solicitaron la suspensión de juicio a prueba.

Acosta estaba acusado por falsedad ideológica en concurso ideal y cohecho pasivo. Antimilla y Medina Consoli eran acusadas por falsedad ideológica y cohecho pasivo. En una situación similar se encontraba Leonori. Entonces, la jueza Daniela Arcuri, resolvió autorizar la suspensión de juicio para los cuatro empleados.

En la misma resolución la magistrada consideró "adecuada y razonable" la reparación ofrecida ya que la misma se ajustaban a las posibilidades de los imputados.

Dicha reparación consistió para los cuatro pero en distintas medidas, en descuentos salariales, trabajos comunitarios, multas económicas y la devolución de un inmueble.

Fuente: Mil Patagonias

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico