Reclaman la erradicación de las piletas de tratamiento

Vecinalistas de la zona sur están al frente del pedido para la erradicación de las piletas de tratamiento de efluentes cloacales que, ante el crecimiento poblacional, quedaron en medio de sectores poblados. Al culminar la semana pasada supieron cuáles son los planes de la SCPL al respecto. La solución demanda una obra millonaria y la búsqueda de financiamiento.

Dirigentes de los barrios de la zona sur de la ciudad se reunieron el viernes con funcionarios de la SCPL para reiterar expresamente el pedido de erradicación de las piletas de tratamiento ubicadas en la zona del Cordón Forestal.
Si bien en su momento esos lugares de estancamiento de efluentes cloacales a cielo abierto estuvieron alejados de los barrios, el crecimiento del ejido urbano resituó al Cordón como un barrio más, motivo por el cual las piletas quedaron en el centro de sectores poblados.
Tal como lo indicaron los vecinalistas que asistieron a la reunión, Marcelino Vega y Francisco Gutiérrez, del Abel Amaya y del Juan XXIII, respectivamente, la expansión de la ciudad en ese área no se debió solamente a asentamientos ilegales sino también a la construcción de planes de viviendas oficiales y de nuevos barrios, sin la tan mentada planificación urbana.
Pero lo que llevó a los dirigentes a la reunión fue el eco de las quejas formuladas una y otra vez por los vecinos, quienes siguen quejándose ante sus referentes por los malos olores reinantes, los cuales se perciben prácticamente durante todo el día.
«Hace tres años, cada barrio puso acento en la problemática que ocasionaron las plantas, sobre todo cuando creció tanto la población. Ahora nos informaron que hay una decisión firme para trasladar las dos piletas que dan agua de riego al Cordón», informó ayer Vega, quien dijo que se sabe que esa es la única solución posible y que para alcanzarla todavía resta la confección del proyecto definitivo y la obtención de financiamiento.
El plan en cuestión implica la construcción de una planta de bombeo que drenaría las aguas servidas de las piletas a una terminal que estaría ubicada en la zona alta del barrio Industrial. Se sumaría además un sistema de venteo para evitar los olores nauseabundos y un entubamiento para que las aguas tratadas puedan ser reutilizadas en el mismo Cordón, aunque también en Bella Vista Sur y en Los Tres Pinos.
De acuerdo a lo dicho por Vega y Gutiérrez, primero deberá estar listo el proyecto definitivo (sería en cuestión de tres meses) y luego deberá conseguirse financiamiento para la obra que se perfila como millonaria. El organismo que se tiene en la mira para pedir esos fondos es el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA).

UNA COLECTORA
Junto con la erradicación de las piletas, se buscará la concreción de una red colectora, teniendo en cuenta que los conductos cloacales actuales en esa parte de la ciudad datan de la década del 70.
«Si bien la colectora pasa por el Juan XXIII, también es la que pasa por las 1008, Bella Vista, 1311, Abel Amaya, Moure, Coviserso, San Cayetano, Ñiaco, y parte del Pueyrredón», enumeró Gutiérrez, quien informó que las autoridades municipales y provinciales están al tanto de esta necesidad.
En este punto, recordaron que frecuentemente salen a la superficie los desperdicios en puntos críticos de la red que está en uso desde hace décadas.
«Se rebalsan las tapas de inspección y la gente tiene el problema en sus mismas casas», comentó Vega, quien recordó que el Gobierno provincial prometió servicios para 800 familias más que fueron reubicadas en el sector.
La colectora, según se indicó, costaría más de 10 millones de pesos y estaría incluida en este proyecto definitivo que los vecinalistas exigen para que se mejore la calidad de vida de los habitantes de los barrios de la zona sur.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico