Recomendaciones para celíacos y sus familiares a la hora de comer

La celiaquía afecta al 1% de la población y la mayoría son mujeres. Es primordial tener en cuenta evitar la contaminación cruzada de alimentos. A continuación van unos tips para que puedas comer rico y seguro.

 Para que las personas con celiaquía y sus familiares disfruten de las comidas diarias hay en el país una lista registrada de más de 6.600 productos libres de gluten para comer sano y rico.

Como primera recomendación debe evitarse que un alimento libre de gluten se contamine con otros que sí lo contienen (contaminación cruzada), para lo cual se deben seguir los siguientes pasos: las preparaciones sin gluten deben elaborarse y cocinarse antes que las demás. Los alimentos sin gluten deben guardarse separados de aquellos que lo contienen, lo ideal es destinar un lugar de la cocina exclusivamente para ellos. Usar utensilios (tablas, cuchillos, tenedores, etc.) que estén perfectamente limpios para manipular alimentos sin gluten.

En algunos casos se aconseja tener ciertos recipientes exclusivos para cocinar sin gluten, esto se debe a que por su forma es dificultoso limpiarlos correctamente y se corre el riesgo de que queden vestigios de gluten (colador, espumadera, palo de amasar y fundamentalmente la tostadora).

Nunca utilizar el aceite o el agua empleados para cocinar previamente alimentos con gluten. Si se cocinan en el horno al mismo tiempo una preparación apta para celíacos y otra que pueda contener gluten, deberán cocinarlos en diferentes recipientes.

La web del Programa de Detección y Control de la Enfermedad Celíaca del Ministerio de Salud de la Nación contiene un recetario completo además de recomendaciones para ir comer fuera de casa.

Los ingredientes utilizados para la preparación de estas comidas deben estar aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), organismo que certifica que no contienen gluten en su elaboración.

LA CELIAQUIA EN LA ARGENTINA

La celíaca es una afección inflamatoria que daña la mucosa del intestino delgado debido a la intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno. La detección temprana y el tratamiento oportuno revisten fundamental importancia para evitar complicaciones secundarias.

La enfermedad afecta al 1% de la población. Es más frecuente en mujeres (cada 3 celíacos, 2 son mujeres) y se estima que por cada caso confirmado, existen 8 más sin diagnosticar.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico