Reconocieron a uno de los sospechosos del asalto a la bicicletería "Saidmar"

La Justicia revisó la prisión preventiva de Cristian "Chucky" Monsalvo y Bruno Bustamante, quienes según la imputación el 1 de marzo quisieron robar 160 mil pesos de la bicicletería de la avenida Polonia. Primero se realizaron dos audiencias de reconocimiento de personas que resultaron positivas en el caso de Bustamante, lo que agrava su situación procesal. Por pedido de la Fiscalía los sospechosos seguirán en prisión.

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se celebró el miércoles la audiencia de revisión de la prisión preventiva y la ampliación de la investigación por el frustrado robo armado que la mañana del 1 de marzo se perpetró en la bicicletería “Saidmar” y por el que están imputados Cristian Alejandro Monsalvo (26) y Bruno Misael Bustamante (18).

Una hora antes del asalto “Chucky” había salido de la alcaidía policial debido a que gozaba salidas transitorias por encontrarse cumpliendo la última parte de una condena.

Según la acusación de la Fiscalía, Monsalvo y Bustamante son quienes irrumpieron en la bicicletería cuando el propietario del comercio, ubicado sobre Polonia casi Canadá del barrio Pueyrredón, estaba en compañía de dos personas.

Según los testimonios aportados a la Fiscalía, Monsalvo extrajo de entre sus ropas un revólver e intimidó a los presentes exigiendo dinero. Luego se introdujeron a la parte trasera del local y se apoderaron de un bolso tipo maletín de tela con la suma de $160.000. Trascartón, escaparon a pie por Polonia en dirección a la calle Larraudé, pero el accionar fue observado por policías que los persiguieron y atraparon. Los policías recuperaron el botín y secuestraron el arma de fuego utilizada en el robo.

El fiscal general Julio Puentes solicitó a la jueza Mónica García la prisión preventiva por tres meses para ambos imputados a partir de los elementos de convicción para tenerlos como probables coautores del ilícito. Subrayó que los dos testigos reconocieron en forma separada la participación de Bustamante en el robo.

El acusador público además basó su pedido en la existencia del peligro de fuga y por la pena en espera que en caso de recaer condena será de cumplimiento efectivo y tiene un máximo de 15 años. También expuso el peligro de entorpecimiento de la investigación porque la libertad de los imputados podría influir sobre los testigos. Mientras, el defensor público Ariel Quiroga –asistió a Monsalvo- argumentó que el pedido de la prisión preventiva deviene en abstracto debido a que su pupilo cumple condena en otra causa en la alcaldía policial. Y agregó que el peligro de entorpecimiento se puede dar mediante terceras personas con su defendido estando en libertad o privado de esta.

Mientras el abogado Mauro Fonteñez –representa a Bustamante- negó la existencia del peligro de fuga y aseguró que su cliente trabaja y no tiene antecedentes penales. Por ello, pidió su libertad con presentaciones periódicas y subsidiariamente su arresto domiciliario.

La magistrada finalmente resolvió mantener la prisión preventiva de ambos por el término de dos meses a partir de la fecha dictada en la apertura de la investigación de la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico