Reconstruyeron el camino que hizo Lola antes de ser asesinada

En la diligencia se determinó que la adolescente caminó casi cinco kilómetros desde la casa de su madrina, adonde había ido a pasar unos días de vacaciones, hasta el sector de la playa donde la vieron con vida por última vez.

Los investigadores del crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada a fines de diciembre en el balneario uruguayo Barra de Valizas, realizaron ayer la reconstrucción del camino que hizo la víctima antes de morir, informaron fuentes judiciales.

La medida se llevó a cabo desde la mañana y durante varias horas por orden de la jueza Penal del Departamento de Rocha, Uruguay, Silvia Urioste. De la misma participaron la fiscal de la causa, Gabriela Sierra; peritos policiales; el abogado de la familia de Lola, Jorge Barrera; y los testigos que vieron a la chica antes de que esta desapareciera.

Según las fuentes, en la diligencia se determinó que la adolescente caminó casi cinco kilómetros desde la casa de su madrina, adonde había ido a pasar unos días de vacaciones, hasta el sector de la playa donde la vieron con vida por última vez.

Tras la diligencia, la jueza Urioste dispuso la realización de otras diligencias, entre ellas, la recepción de más testimoniales de interés para la causa, dijeron los informantes.

La magistrada se hizo cargo del expediente el martes de la semana pasada en lugar de su colega Marcela López, quien estaba de turno durante la feria judicial y, luego, pidió licencia por cuestiones médicas.

Urioste, quien es la titular del Juzgado Penal de Rocha en el que recayó la causa, busca nuevas pistas sobre el crimen, por el que hubo 10 personas detenidas e indagadas por la jueza López y luego liberadas.

Entre los detenidos estuvieron la madrina de Lola, Claudia Fernández; y la pareja de ésta, Hernán Tuzinkevich; y un albañil apodado “Conejo”, cuyo rostro se parecía inicialmente a un identikit elaborado por testigos que vieron a un sospechoso en el lugar del hecho.

Sin embargo, estos testigos no pudieron identificar al apresado en rueda de reconocimiento y el albañil fue liberado ya que los pesquisas no hallaron otras evidencias en su contra.

En tanto, un día después de que asumió la nueva jueza, personal policial encontró la mochila color rosa de Lola enterrada en la arena en proximidades al lugar donde había sido hallado el cadáver de la víctima.

En el interior del bolso, los investigadores hallaron un libro, un pareo, la billetera de Lola con sus documentos pero no el dinero en efectivo que su familia dijo que llevaba consigo, y todos estos elementos fueron enviados a los laboratorios de la Policía Científica de Montevideo para buscar rastros del asesino.

Mientras, tanto, los investigadores continúan con la búsqueda del arma blanca utilizada por el homicida para herir a Lola en distintas partes del cuerpo.

Lola Chomnalez (15) desapareció la tarde del domingo 28 de diciembre pasado cuando salió de la casa de su madrina, con quien había ido a pasar unos días de vacaciones en Valizas, a dar un paseo por la playa.

Tras dos días de búsqueda, el cadáver de la adolescente fue encontrado enterrado en una zona de médanos, y de acuerdo a los peritos forenses, ésta murió por asfixia por sofocación, además de presentar heridas punzocortantes en cuello y brazos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico