Recuperaron en el Stella Maris un auto robado a principios de este mes

Personal policial de la Seccional Segunda secuestró el sábado un vehículo que había sido robado el 6 de enero en La Loma. El automóvil fue hallado en la extensión del Stella Maris. El hombre que lo tenía dijo haberlo comprado de buena fe dando en forma de pago un Renault 18 y 10 mil pesos en efectivo.

 El sábado a las 11:45, Alberto, el propietario de un Fiat Uno robado el 6 de enero de Maipú y Viamonte, se hizo presente en la Comisaría Segunda pidiendo ayuda para recuperar su vehículo, dominio BZV-972, ya que lo había visto circulando.

El Fiat blanco, tres puertas, había sido sustraído del frente de su domicilio ese martes entre las 23:30 y las 0:00. Cuando lo quiso guardar ya no estaba.

El último sábado, en momentos en que realizaba trabajos en inmediaciones de Gatica e Yrigoyen del barrio Industrial, Alberto observó el Fiat Uno con la chapa patente delantera, pero no la trasera.

Al reconocer su auto comenzó a seguirlo y observó que se introdujo en terrenos usurpados de la extensión del barrio Stella Maris. Al ver dónde estaba, se acercó a la comisaría para pedir ayuda.

De esa manera, el oficial Javier Candia se hizo presente en el lugar con personal a cargo. Los policías golpearon las palmas y al entrevistarse con una habitante de la vivienda esta les respondió que al vehículo lo habían comprado hace poco.

Luego apareció M.V., el supuesto comprador. Dijo que había realizado un negocio. Sostuvo que entregó un Renault 18 con toda la documentación y unos 10 mil pesos. La otra parte supuestamente le entregó solo la tarjeta verde del Fiat Uno, diciéndole que los demás papeles se encontraban en una escribanía.

Pero según la víctima, los papeles los tenía él y la cédula verde era lo único que había dejado en la guantera cuando le robaron el auto.

El tenedor, un hombre oriundo de Mar del Plata, dijo que había negociado con un hombre que no conocía y que lo había adquirido de buena fe. Por eso acompañó a los policías y habló con el damnificado para aclarar la situación. Al ser notificado que el auto tenía pedido de secuestro vigente, M.V. prestó su consentimiento para trasladar el coche junto a un policía a la Segunda.

De esa manera, tras tomar conocimiento del procedimiento y de la investigación, el Ministerio Publico Fiscal determinó que el M.V. sea notificado en libertad por la averiguación del delito de encubrimiento.

Alberto, en diálogo con Diario Patagónico, agradeció el trabajo de la policía.

“Hicieron un trabajo dentro de las posibilidades que tienen, porque a veces tienen que estar haciendo la parte administrativa, y también tienen que salir a la calle. Ellos (por los policías) lo convencieron para ir a la comisaría. Que lo entregue de buena manera”, manifestó Alberto, que destacó el trabajo del oficial Candia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico